José Mármol: Liberaron al adolescente acusado de asesinar a Estefanía Bonome

A casi tres años del femicidio de Estefanía Bonome, la justicia decidió otorgarle la libertad al único imputado del crimen ya que cumplió los 18 años. El joven se encontraba en el Centro de Recepción y Penal Mar del Plata ya que cometió el asesinato cuando tenía 15 años en José Mármol.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Pablo Bonome, padre de la niña de 9 años, manifestó: “Él debería ser juzgado por lo que cometió pero como lo hizo cuando tenía 15 años no va a ser juzgado ni cumplirá una condena. Es terrible lo que pasa”.

La decisión la tomó el Juzgado de Garantías del Joven N 2 de Lomas de Zamora luego de que el acusado cumplió la mayoría de edad y estuvo desde el 2018 en un centro psiquiátrico por el delito de homicidio agravado por mediar violencia de género. 

La medida fue apelada por el fiscal Martín Seara, a cargo de la Unidad Fiscal 1 de Menores y debe resolverlo la Cámara de Apelaciones. Si bien la familia lucha por la detención y un juzgamiento, en 2018 se dictó su sobreseimiento por resultar inimputable ya que cometió el crimen a los 15 años. 

“La justicia tendría que actuar de la forma correcta. Al haber cumplido la mayoría de edad, tendría que estar la posibilidad de que sea procesado y juzgado por lo que hizo de menor”, aseveró el padre de Estefanía Bonome.

En este marco, la familia de la niña alertó sobre el temor que les produce que el acusado obtenga su libertad por posibles represalias y exige que se baje la edad de imputabilidad. 

“Exigimos que se trate la baja de edad de imputabilidad. Estamos obligados a que se baje porque sino los menores siguen delinquiendo con impunidad”, aseveró.

El 26 de octubre del 2018 se encontró el cuerpo de Estefanía cerca de la estación de trenes de José Mármol. Según la investigación y la declaración del acusado, la niña y su primo estaban jugando a las escondidas. Luego él la llevó a un galpón, la golpeó y la mató.

La investigación determinó que se trasladó el cuerpo de la niña en un camión que pertenece al abuelo del adolescente, quien en su testimonio planteó que arrastró el cuerpo y lo subió “a la parte de atrás del camión”.