SUTEBA pidió proteger la salud de docentes del jardín de Lomas en donde se denunciaron abusos

Tras la denuncia por abuso que se le realizó a un mago que realizó un show en el Jardín de Infantes 917 de Lomas de Zamora, los directivos del establecimiento fueron separados de sus cargos y se reunieron con la seccional Lomas de Zamora de SUTEBA. “Como organización sindical estamos obligados a preservar los derechos de los trabajadores de la educación”, sostuvo en diálogo con DiarioConurbano.com su Secretario General, Javier Perín, sobre los maestros que fueron objetivo de hechos violentos ante la bronca de padres de alumnos.

Los integrantes del equipo directivo del Jardín de Infantes 917, ubicado en Mascagni 395 de Lomas de Zamora, fueron separados de sus cargos en forma provisoria tras las denuncias por abuso que realizaron familiares de niños que asisten allí contra un mago que realizó un show por el día del niño en el patio de la institución junto a un malabarista y un payaso que se presentaron en otras dos funciones.

Si bien el hombre denunciado, en la causa radicada en la UFI 9 de Lomas de Zamora y que es instruida por la fiscal Carla Furnigo, es ajeno a la institución, el apartamiento de los docentes responde a una medida tendiente a no entorpecer los trabajos de la justicia y a proteger su salud, según se informó.

En medio de todo esto, la cúpula de SUTEBA Lomas se reunió con los 11 profesionales de la educación para informarles cuales son los pasos administrativos ante su situación y dialogaron con éstos para, además, conocer el contexto en el que se habría sucedido el mencionado episodio.

Como organización sindical estamos obligados a preservar los derechos de los trabajadores de la educación y en torno a eso se trabajó con los docentes de la escuela”, comunicó el Secretario General de la distrital, Javier Perín, en diálogo con DiarioConurbano.com al hacer hincapié en que “todos son inocentes hasta que se demuestre lo contrario” según establece la Justicia.

Al mismo tiempo informó que se realizó este miércoles una reunión con el Jefe Regional para “poner en marcha la resolución de Resguardo y Reparación Pública” que implique el resguardo de los docentes en casos como éste por medio de la designación de figuras estatutarias, el establecimiento de protocolos de acción estandarizados que rijan hasta que se esclarezcan los hechos y no se trastoque la vida académica de los alumnos.

Es que si bien el caso data de la semana pasada, la carga mediática que adquirió el pasado martes decantó en fuertes reacciones por parte de los padres ante el legítimo repudio que un hecho de estas magnitudes puede causar.

“Algunos padres tuvieron, en cierto punto entendible, una reacción violenta y los docentes tuvieron que pasar por esas situaciones. Como una forma de preservación de su salud estos días no se hicieron presentes y van a estar en esta posición hasta tanto se pueda investigar todo para definir qué acciones se van a tomar desde la Dirección General de Escuelas”, explicó Perín.

Además, el secretario general indicó que no existe una “licencia específica para ausentarse del establecimiento hasta tanto no se resuelva esta situación”.

En tanto que sobre el caso, Perín señaló que hasta el momento “no hay absolutamente nada demostrado” y que “es la justicia la que se tiene que encargar de hacer las investigaciones correspondientes” así como también si hubo complicidad desde el establecimiento.

Asimismo, sostuvo que “si pasó, se tendrá que hacer responsable la persona acusada y los que tiene que ver con el hecho”, aunque si es de forma contraria “se deberá resguardar a los trabajadores implicados de los hechos de violencia hasta que se termine todo”.

Mientras tanto, pese al desplazamiento de los directivos; la investigación continúa con las declaraciones de los docentes y ya fue designada una nueva directora provisoria. “Es fundamental volver con el dictado normal de clases, pero bajo ningún punto de vista tiene que vulnerar los derechos de los docentes ni de los alumnos”, observó.