Canale: La Justicia declaró la quiebra de la fábrica de Llavallol y sus obreros recuperan la fuente de trabajo

A diez meses de haber sido despedidos, los trabajadores metalúrgicos de Canale Llavallol podrán volver a poner en funcionamiento la fábrica luego de que el Juzgado Comercial que tiene la causa dictó la quiebra y otorgó una autorización para que comiencen a trabajar. En diálogo con DiarioConurbano.com, Nicolás Macchi, delegado de los trabajadores, manifestó: “Queremos administrarla nosotros. Después de todo lo que pasamos nos fuimos afianzamos con la idea de que podemos operar la fábrica tranquilamente”.

Tras la resolución del Juzgado Comercial N°2 de Catarmarca que resolvió la quiebra, los trabajadores esperan que se efectivice la quiebra con continuidad, es decir que se pueda canjear la deuda de todos los trabajadores por la fábrica. “Juntamos nuestras indemnizaciones para ponerlas arriba del escritorio del Juez y explicarle lo que nos deben para que nos den la fábrica”, explicó Macchi.

Se cumple un año sin que los trabajadores hayan percibido su sueldo y la semana pasada recibieron la noticia de que se dictaminó la quiebra, una resolución que ya habían solicitado para utilizar la maquinaria mientras se resolvía el conflicto. Por ahora los trabajadores están a la espera de que en vez de que sea una quiebra tradicional, se declare una quiebra en continuidad porque de lo contrario iría a remate.

Con respecto a la posibilidad de que administre otra empresa la fábrica, Macchi explicó que si “viene otra empresa, puede venir con otras condiciones y sacar gente”. “Queremos que nos den la fábrica. El desafío es recuperar los clientes que teníamos y salir a buscar nuevos. Las máquinas y el personal está óptimo para trabajar”, aseveró.

Además el delegado sostuvo que fueron “muy respetuosos con los tiempos judiciales”. “Creo que eso lo tuvo en cuenta el Juzgado. Los tiempos de la justicia no son los nuestros y esperamos que se resuelva en diciembre porque la sindicatura le había pedido la resolución de quiebra”, reveló Macchi.

Los 86 trabajadores luego de que fueran despedidos sin ser indemnizados lograron conformar Cotrame (Cooperativa de Trabajo Metalúrgica de la Llavallol) y delimitar las nuevas acciones para esperar el fallo que se dictaminó hace una semana. “Siempre fue un objetivo claro, todas las acciones que se hicieron fueron para mantener ese fin custodiando las maquinarias, acompañándonos entre nosotros”, sostuvo.

Macchi se expresó sobre el compañerismo de los trabajadores. “Después de todo lo que pasamos, generamos una contención entre todos, estuvimos espalda con espalda. Eso te da satisfacción frente a la situación que nos hicieron padecer. Nos sostuvimos entre todos”, esbozó.