Señales de esperanza para la economía argentina

Contra todo pronóstico -y pese a un contexto pandémico- Argentina mostró señales positivas según el índice Líder generado por la Universidad Torcuato Di Tella perteneciente a octubre del 2020.

A cargo de Ernesto Schargrodsky, director del Centro de Investigación en Finanzas, el índice arrojó un crecimiento de 1,64% y un crecimiento interanual de 0,81% en comparación a octubre de 2019.

Esto marca que la reactivación económica ya es un hecho y que la probabilidad de dejar en el camino la recesión económica es del 98% durante los próximos meses, una gran noticia para la economia argentina hoy.

Este índice a cargo de la Universidad Di Tella, es una de las referencias en el sector económico de nuestro país y mostró una evolución positiva en 7 de los 10 indicadores propuestos: índice general de la Bolsa de Comercio en términos reales, índice Merval, recaudación por IVA, ventas a concesionarios, despachos de cemento, índice de confianza del consumidor y siderurgia.

Aceleración inminente

Según especialistas y datos recopilados, la economia regional sufrirá una fase de expansión con una certeza del 98%, dejando en el camino a la recesión durante los próximos meses y principios del 2021. Octubre fue el punto de inflexión que marcará un fuerte crecimiento económico que se verá vislumbrado a partir del próximo informe de noviembre.

Esto ocurrió ya que la probabilidad de aceleración de la economía se ubicó en el 98%, por encima del 95% que delimita el límite superior para el cálculo de dichas posibilidades.

Un guiño del FMI

El Fondo Monetario Internacional determinó que la economía argentina tendrá una recuperación del 4,9% durante 2021, tras una caída del 12% durante lo que resta del 2020.

Desde la entidad financiera explicaron que los precios de los bonos soberanos se recuperaron tras finalizarse los procesos de renegociación de la deuda, aunque han disminuido por la incertidumbre generada por las políticas nacionales.

La realidad marca que, tras presentar ofertas para la reestructuración de la deuda en abril y julio, el acuerdo con acreedores extranjeros se logró en agosto. La complicada reestructuración de U$S 65.000 millones en bonos con 35 títulos diferentes y dos contratos de emisión diferentes, se dio durante principios de septiembre con un 99% de participación de los acreedores, cuando el 94,6% aceptó el canje.

El hecho de que se haya reestructurado la deuda es un buen indicio para las arcas del estado, ya que se generó un alivio de liquidez durante la próxima década por US$ 33.300 millones.

Construcción y obra pública: las claves para el crecimiento

Según Alberto Fernández, son estos sectores los que cementarán los pilares para el crecimiento de la economía tras el contexto pandémico que poco a poco empieza a revertirse.

Fernández destacó a los empresarios que continúan invirtiendo en el país y generando puestos de trabajo. Asimismo, hizo hincapié en que el Presupuesto Nacional para 2021 prevé el doble de inversión en obra pública con cifras que oscilarán cercanas al 2,2% en el sector.

Dentro de la obra pública, la construcción de viviendas para satisfacer el déficit habitacional en todo el país será la principal estrategia para afrontar el 2021 y generar mayor ocupación laboral.