“Temperley tiene la posibilidad de convertirse en un club modelo en la participación de mujeres”

Por segunda vez en la historia del Club Temperley una mujer ocupa el cargo de prosecretaria administrativa en una lista que cumplió la ley de paridad de género. Dana Hernández es una de las directivas más jóvenes en la historia de Temperley e integró la fórmula del oficialismo que encabezó Martín Vila, quien fue reelegido.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Dana contó que la representatividad en los clubes es “un cambio progresivo” y espera que sirva como “ejemplo para otras instituciones”. 

“Temperley tiene la posibilidad de convertirse en un club modelo en la participación de mujeres, sentará un antes y un después porque son muy pocos los de primera división que respetan esto”, aseveró. 

Hernández trabajó como directora de prensa del Club y también en el equipo de Género hasta el 2019. Cuando le ofrecieron el lugar de prosecretaria en la lista del oficialismo puso una condición: Respetar el cupo en la lista. 

En este sentido, explicó que buscaron un “proyecto superador e inclusivo” y entendieron que “si hay mujeres que son hinchas, participan de la vida cultural y social del club había que traducir esa presencia en la comisión directiva”. 

“Creo que te garantiza una representación específica, miradas determinadas sobre ciertos temas, sobre la pluralidad, equidad, queremos laburar en construir clubes más justos”, manifestó la nueva prosecretaria administrativa de Temperley.

Con esta decisión, pasaron de ocupar cuatro lugares en la comisión a diez y según lo relatado buscan motorizar cuestiones vinculadas con la equidad de género, los deportes amateur y sumar visiones integrales sobre los deportes. 

“Es histórico porque no hay muchos clubes que tengan 10 mujeres en la comisión. Los clubes se rigen por sus estatutos, algunos son obsoletos porque se escribieron en 1930 y cuesta que las mujeres lleguen a esos lugares, sueñan con esos lugares pero es difícil llegar”, afirmó.

Antes de Hernández, Edith Pecorelli fue presidenta en 1995 y desde ese momento a la actualidad no se repitió la misma representatividad. Durante la pandemia, aprobaron el protocolo de violencia de género y realizaron cinco entregas sobre gestión menstrual.

Hernández opinó que “son sueños que hay que alimentar” y servirá de “ejemplo”. “Los varones entienden que las mujeres tienen que tener una participación activa”, demandó.