Temperley cayó ante Quilmes y no logra levantar cabeza

Quilmes derrotó hoy por 2-0 a Temperley por la cuarta fecha del torneo de la Primera Nacional, en un partido disputado en el estadio Centenario. El Cervecero justificó la victoria con lo hecho en el primer tiempo y con eso le alcanzó, aunque pudo haber ampliado el marcador.

Tenía la responsabilidad por ser local, y la asumió sin problemas. Quilmes estaba obligado a ganar porque ya había dejado pasar la oportunidad la segunda fecha con Gimnasia de Mendoza y este domingo demostró que puede pelear.

Desde el minuto cero, el equipo de Facundo Sava se plantó en campo contrario y con un Tomás Blanco intratable, se encargó de generarle varios dolores de cabeza a Temperley. Una y otra vez llegó contra el arco de Joaquín Papaleo y hasta tuvo un penal a favor.

Mariano Pavone se hizo cargo del mismo y se permitió hasta fallarlo, pero eso al Cervecero no le importó. Nunca dejó de ir y con un tiro libre al borde del área, minutos después, abrió la tarde-noche en el Centenario.

Rodrigo Moreira se hizo cargo del mismo y con un remate seco al ángulo superior del palo del arquero puso el 1-0 parcial. El Decano lo siguió buscando, desaprovechó alguna que otra chance, hasta que Jonás Acevedo amplió la ventaja.

Tras un rebote en el travesaño de un tiro del propio Blanco, Acevedo capturó la pelota y definió a un palo para sellar la historia. El complemento estuvo de más, Quilmes fue dueño del partido de punta a punta y ahora hasta se permite soñar a un punto de la cima.