Hernán Lewin: “Mi sueño es que Temperley juegue en Primera A”

El presidente del Celeste evaluó la gestión que comanda, consideró que “se provocó una revolución” en el club, destacó el “apoyo” de los socios y soñó con un “club modelo”. Además destacó el “empuje” de dirigentes jóvenes y señaló sus ganas de aportar la experiencia en la institución al “resto de la comunidad”.

Por Manuel Rodríguez

El presidente de Temperley, Hernán Lewin, demostró estar “contento” con el trabajo realizado en lo que va de su mandato y afirmó que el camino está centrado en “apostar al club”.

Con más de dos años con el cargo a cuestas, el dirigente analizó los puntos que llevaron al presente que viven hoy en la calle 9 de Julio 360.

“Se provocó una revolución en el Club. Temperley venía muy mal tanto en lo futbolístico como en lo social y desde hace un tiempo se hizo un trabajo muy fuerte para que vuelva la familia y los resultados en el fútbol ayudaron al entusiasmo de la gente, que se comprometió con el crecimiento del club. Estamos muy unidos y transpirando la camiseta y siendo honestos vamos a estar conformes con el resultado que logremos”, observó en declaraciones a Aire Nativo, que es emitido por Radio Ele, FM 93.30.

Y  proyectó: “Temperley no tiene techo. Me siento muy contento con lo que logramos porque queda demostrado que si uno trabaja bien las cosas se pueden lograr, y me gustaría poder trasladarlo al resto de la comunidad. Ojalá dentro de unos años, seamos un club modelo”.

El hombre que llegó a la Presidencia desde una de las actividades amateur del Gasolero, el básquet, indicó que la forma de progresar  a nivel institucional no pasa por el fútbol profesional

 “Hay que apostar al club. Sabemos que el fútbol es complicado y los resultados se pueden dar o no, pero si invertimos en los beneficios para el socio, la gente responde. Con el apoyo de los socios, que colaboraron de todas las maneras realizamos muchas obras, que generaron confianza entre la dirigencia, los hinchas y el plantel profesional. Hoy todos tiramos para el mismo lado”, explicó.

Sin embargo, no desestimó la importancia del deporte más popular del mundo, celebró el ascenso a la Primera B Nacional y apuntó más alto.

“Mi sueño es que Temperley juegue en Primera A. Sería algo histórico, un empuje para toda la gente. Hoy el orgullo que siente la gente de Temperley de ser hincha es llamativo, está muy comprometida. Sería una forma de devolverle algo a esta gente que sufrió tanto”, aseguró.

Asimismo, dejó las competencias futbolísticas a un lado y tuvo palabras positivas para con los clubes de la zona por sus gestiones.“Los hinchas pueden tener una rivalidad, pero nosotros como dirigente tenemos una buena relación. Compartimos los barrios, el municipio, nos necesitamos mutuamente y una buena relación dirigencial va, seguramente, a bajar el nivel de violencia”

Uno de los cimientos de la dirigencia Celeste son las obras dentro de la sede social, donde se desarrollan varios proyectos en simultáneo, como la nueva pensión, el salón de boxeo o un playón para que algunas actividades puedan efectuar su localía en el club.

Más allá de esos objetivos, en la institución del Sur del Conurbano bonaerense piensan una a nueva tribuna, que no es una “necesidad”, ya que, si el Gasolero logra la promoción al fútbol grande de Argentina, “va a quedar chica”.

En cuanto a la forma de solventar y sostener tantos frentes a la vez, Lewin expuso: “Creo que hay tres bases fundamentales para solventar la parte económica, que son la honestidad, la gestión y el apoyo de los hinchas. Si las tres patas están fuertes, se terminan concretando”.

Meses atrás, el presidente había expresado su intención de no continuar en el club al finalizar su mandato, al que todavía le queda más de un año, no obstante, aclaró que “siempre” colaborará.

 “Cuando declaré eso estaba agotado. Creo en los caminos a largo plazo, con continuidad de trabajo, pero donde no importe quien sea el presidente. Creo que cuando alguien se perpetúa en el cargo se produce un descargo personal y en la gente, por lo que tiene que haber recambio de autoridades. Hoy en día la gente joven tiene un empuje, que está dando resultados diferentes en los deportes y hasta en la política”,  concluyó.