Día del Padre: La Cámara de Comercio de Lomas aseguró que “se vendió muy bien”

Tras conocerse el dato de que las ventas por el Día del Padre crecieron un 35,8% respecto del año pasado, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), el presidente de la Cámara de Comercio de Lomas de Zamora, Alberto Kahale, reconoció que en el distrito “se vendió muy bien” pero advirtió que no debería tomarse como referencia la comparación con el 2020, ya que estaba todo cerrado por la cuarentena estricta del inicio de la pandemia. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Kahale destacó la implementación de ofertas y promociones con los distintos medios de pago como factores determinantes en la suba de las ventas, pero destacó que los comerciantes “estaban contentos” frente al movimiento que hubo por el día festivo. 

Además, el presidente de la Cámara de Comercio local consideró que las bajas temperaturas ayudaron a mover las ventas porque las personas “el año pasado no necesitaron comprar porque no tenían que salir de sus casas”. 

Según el informe arrojado por la CAME, la reapertura de actividades en el contexto de pandemia permitió que la gente se moviera más y que al tener reuniones sociales para el festejo del Día del Padre, hubo mayor actividad comercial por la compra de regalos. 

“No alcanza uno o dos días al mes”, advirtió Kahale, quien informó que ya que no se puede comparar con el 2020, con respecto al 2019, los números de ventas del sector de este año están por debajo. La suba de precios al consumidor fue una cuestión que preocupó al referente, pero aunque los bolsillos estén “un poco flacos”, “la gente tenía ganas de gastar”. 

Un aspecto para remarcar en la última jornada de celebración fue que, según expresó el referente de la Cámara de Comercio, “se vendió la semana entera previa” al domingo, cosa que en otros años la suba de actividad comercial se podía ver especialmente uno o dos días antes. Según explicó Kahale, esto tiene que ver con que no entró mercadería suficiente para abastecer a los locales. 

“Hay locales desocupados pero no la misma cantidad que el año pasado”, señaló el referente de la Cámara y remarcó que “se va reactivando el sector”. Sobre ello, Kahale hizo hincapié en que los precios de los alquileres “han bajado” y hubo casos de comercios que se mudaron a pocos metros de donde estaban antes. 

Con respecto a los locales de cercanía, en Lomas de Zamora, “si te retirás un poco del centro comercial”, hay tiendas de todo tipo. Si bien la mayoría son comestibles, hay presencia de comercios de indumentaria u otros rubros que también “están mejorando”.