Los Andes clasificó a semifinales por penales y va por el ascenso

Los Andes sufrió y se clasificó a las semifinales del Torneo Reducido por el segundo ascenso a la Primera Nacional, instancia en la que enfrentará a Colegiales.

Después de un 0-0 muy luchado frente a Acassuso en Lomas, el equipo de Sebastián Salomón anotó los seis penales, atajando Leandro Brey el ejecutado por Andrés Zanini para meter a los suyos en una nueva ronda.

El Milrayitas fue de menor a mayor en el primer tiempo. No tuvo dominio del juego, pero frente a los arcos intentó algo más que el rival, que casi no inquietó.

Si bien el equipo de Salomón no pudo construir sociedades que le brindaran posibilidades de desequilibrio en ofensiva, todo quedó librado a los remates de media y larga distancias. De esta manera, probaron Pérez, Turraca, Rivas y López.

Acassuso dispuso de muchas jugadas de pelota parada, producto de reiteradas faltas de Los Andes en las cercanías de Brey. Lo negativo para el Quemero fue que no le pudo sacar provecho a esa situación. Lo mejor, alternando buenas y malas, fue la búsqueda de Salto por izquierda inquietando a Minervino y obligando a estar atento a Pérez en el retroceso.

El complemento fue casi calcado, con dos equipos que se cuidaron mucho y apostaron poco. A medida que fueron transcurriendo los minutos y el marcador no se alteraba, los nervios pasaron a ser un factor determinante en el desarrollo.

Intentó Los Andes por afuera con un Pérez que jugó hasta que se fundió y se llevó el aplauso del público y el abrazo enorme de su técnico. En el final pudo haberlo ganado la visita, pero Brey atoró justo a Salto, y luego Auzmendi lo erró mano a mano con Brey rematando apenas desviado.

Todo fue a la ruleta de los panales. Para Los Andes convirtieron Ortegoza, Vaca, Rivas, Cepeda, Lugarzo y Cañete. Y para Acassuso Salto, Dobboletta, Auzmendi, Rojas y Salvatierra. El remate de Zanini hizo inmenso a Brey, que volando contra su palo derecho desvió el remate para festejar de cara a la tribuna.

Los Andes se sacó a un duro rival que lo complicó en los últimos tiempos. Y ahora va por Colegiales, que llega golpeado por perder la final por el ascenso directo.