Vecinos del barrio inglés de Temperley colocaron cercos electrificados en sus casas

Algunos habitantes de esa zona tradicional zona, como prevención ante hechos de inseguridad, instalaron cámaras y hasta cercos electrificados en sus viviendas. No obstante, un grupo mayoritario de vecinos no acompañó esa decisión y manifestó existen mejoras en el barrio luego de reuniones mantenidas con el Municipio de Lomas.

Mientras un grupo de vecinos del barrio inglés de Temperley ya instaló cámaras de seguridad y cercos electrificados en sus casas, otros se distanciaron de la medida, y rescataron algunas acciones del Municipio de Lomas luego de reclamos por falta de seguridad en esa tradicional zona.

Así  lo confirmó Moira Devoy, una vecina del barrio, quien charló con Aire Nativo, que se emite por Radio eLe, FM 93.30, y sostuvo que la polémica medida no es generalizada y que sólo corresponde a un sector minoritario.

En la misma línea, Devoy se encargó de aclarar que los vecinos no actúan en conjunto y que la medida extrema es una decisión individual que no tiene relación con las reuniones que mantienen las personas del barrio con diferentes organismos encargados de la materia.

“Muchos vecinos han puesto cámaras de seguridad, y algunos han decidido poner cercos electrificados. Algunos lo ven bien y otros no. Nosotros coincidimos en ver bien nuestras calles, pero no actuamos como grupo; lo otro son iniciativas particulares, cada uno tiene su forma de vida”, explicó.

Tras una ola de delitos cometidos en la zona, los residentes lograron efectuar una serie de reuniones con funcionarios municipales y personal de las fuerzas de seguridad, para acercar sus problemas y exigir una solución.

En ese sentido, Devoy destacó que desde ese momento  se ve “un cambio”, ya que “hay mayor movimiento y se realizaron despejes lumínicos”.  “Por lo menos es un principio de respuesta”, apuntó.

Y agregó: “El encuentro hizo que nos comuniquemos entre nosotros y muchos se animan a hacer denuncias, ya que antes no las efectuaban porque estaban muy descreídos de los canales institucionales”.