Vecinos denuncian obras del Ferrocarril que atentan contra la Reserva de Santa Catalina

SantaCatalina Reserva FerrocarrilUn grupo de vecinos auto convocados de la zona de la Reserva Santa Catalina denunció en las últimas horas la realización de obras irregulares por parte de la empresa Ferrocarriles Argentinos, en la que están realizaron un “paredón en ambos lados de las vías” del ramal Temperley-Haedo, que atraviesa la zona de vegetación de Lomas de Zamora. Para ello, se está desmalezando la zona, lo que atenta contra el ecosistema natural. Entre versiones cruzadas, quienes llevaron adelante la obra dijeron contar con el aval de la secretaría de Medio Ambiente de Lomas de Zamora, quien negó la responsabilidad y llamó a una reunión con los vecinos para tratar el tema.

Ariel, uno de los vecinos de la zona, manifestó a Diarioconurbano.com  el día jueves 14 de noviembre se comenzaron a realizar las obras dentro de la Reserva, en una estación que tiene “poco uso”, ya que está lejos de cualquier zona poblada. En este sentido, agregó que la empresa que administra el ferrocarril “está poniendo una muralla de cemento que divide la Reserva, corta el ecosistema en dos, con el daño visual que eso genera y sin ningún tipo de función”. “Esto corta el paso de la fauna de un lado al otro, y el disfrute de la gente” agregó.

En cuanto a las responsabilidades de la obra, Ariel aseguró que “el área legal es difusa”, ya que si bien la reserva es municipal, dentro de la misma se encuentra una parte administrada por el ferrocarril. Según Ariel, desde el Municipio aseguran que la obra se frenó ya que no contaba con la debida autorización de la secretaría de Medio Ambiente, pero el vecino afirmó al portal que la misma comenzó luego de haber sido autorizada.

“Pedimos que se pare la obra y que el Municipio salga a hacer algo” pidió Ariel. Para él y el grupo de vecinos que acompañan el reclamo, la obra “es algo que definen desde el Ministerio sin tener en cuenta el territorio donde lo hacen”. “La Reserva es un área protegida, y eso se desconoce” manifestó.  

En un constante “estado de alerta”, Ariel aseguró que no se quedarán “tranquilos hasta que se vayan” las maquinarias que estaban desforestando la zona vegetal de la Reserva. Además, puntualizó distintos reclamos que se desprendieron de dicha obra, como el cambio del lugar de la estación de trenes hacia la calle Garibaldi, “un lugar más útil”, para que el tren no pare en la mitad de la reserva, y destinar el presupuesto para mejorar el lugar, agregando baños, luminarias, guarda parques y bancos, entre otras cosas.

Por otra parte, Cinthia – vecina de la zona, quien trabajó dos años dentro de la Reserva – manifestó que la obra es “totalmente innecesaria”, y que el argumento de la empresa que la lleva adelante es que es “por seguridad”. “Sólo busca destruir el patrimonio cultural, no tiene ningún sentido la obra” agregó en comunicación con el portal,  y pidió “el apoyo de la gente” para lograr que la misma no avance.

25445188 10214534817145911 1415472833 oSi bien el arquitecto de la obra había prometido a los vecinos suspender la misma hasta el próximo martes – donde se reunirán las autoridades del ferrocarril y de la Secretaría de Medio Ambiente junto con vecinos – el día viernes siguieron con la misma. Además, el arquitecto Maximiliano Contarino también le aseguró a Cinthia que “habían agotado todas las instancias legales para hacer la obra” y que contaban con el aval de las autoridades.

“Esto tiene un impacto negativo directo al pulmón de Lomas de Zamora” refirió Cinthia, quien afirmó que quienes dieron el aval “no tienen idea” de las consecuencias de la misma. “Lo toman como si fuese un sitio abandonado, pero es un lugar muy rico en biodiversidad” finalizó.