Varias escuelas cerraron sus puertas por paro de auxiliares y de un sector docente

Establecimientos educativos de Lomas de Zamora y Lanús dispusieron suspender este miércoles las clases ante la confluencia del paro de maestros nucleados en UDocBA y auxiliares de ATE. A la medida se sumó un sector de SUTEBA. Durísimas críticas del Gobierno provincial a la medida.

Docentes bonaerenses enrolados en UDocBA y un sector disidente de SUTEBA realizaron este miércoles  un paro por mejoras salariales y laborales, medida que fue calificada desde el gobierno de Daniel Scioli de "irracional, extorsiva y politizada", por lo cual les descontarán el día no trabajado.

La medida de fuerza coincidió con otra similar realizada por los trabajadores de ATE (Asociación Trabajadores del Estado). De esta manera, algunas escuelas del sur del Conurbano suspendieron las clases por la ausencia de gran parte del personal docente y auxiliares.

El secretario general de UDocBA, Miguel Díaz, aseguró que la huelga en escuelas públicas fue "muy importante", con adhesiones entre "el 90 y 95 por ciento en municipios del conurbano y hasta el 80 por ciento en distritos del interior".

Desde el gobierno bonaerense, en cambio, dijeron a esta agencia que la adhesión de ambos paros fue "baja" en el conurbano y que la actividad en escuelas del interior fue "casi normal", al tiempo que ratificaron que se descontará del sueldo el día no trabajado a los que adhirieron a la huelga.

El jefe de UdocBA, que no integra el Frente Gremial y responde a la CGT de Hugo Moyano, sostuvo que "el paro se sintió en toda la provincia y hubo docentes que no están afiliados a nuestro gremio que adhirieron porque están hartos de sueldos miserables".

Díaz adelantó que este jueves el gremio realizará asambleas en todos los distritos de la provincia y que el jueves 31 de julio se reunirá el plenario de secretarios generales de UDocBA para definir la continuidad del plan de lucha, que podría resolver un paro por tiempo indeterminado tras el receso de invierno.

En tanto, la lista Multicolor de SUTEBA, opositora a la conducción sindical y alineada en sectores de izquierda, no dictó clases en escuelas de La Matanza, La Plata, Tigre, Bahía Blanca, Quilmes, Berazategui, Ensenada, Marcos Paz y Escobar junto a maestros Autoconvocados de Malvinas Argentinas.

El vicepresidente del Consejo General de Cultura y Educación bonaerense, Claudio Crissio, calificó de "irracional, extorsivo y politizado" al paro y dijo que "la única consecuencia que trae la medida de fuerza es que los chicos pierdan días de clase".

El funcionario consideró que "hay sectores que están haciendo campaña con la educación y es un error muy grave" y apuntó que "los chicos no pueden ser perjudicados por las aspiraciones políticas de algunos dirigentes".

"Los mismos que piden recuperar días de clases por los paros que los gremios hicieron a principio de año, plantean otra medida de fuerza y eso es ilógico", expresó Crissio.

Señaló que "si queremos más y mejor educación para los chicos, los chicos deben estar en el aula".

Los maestros de UDocBA, que marcharon el martes hasta la Casa de la Provincia en Capital Federal, reclaman la "urgente reapertura de paritarias para elevar el básico docente a 6.400 pesos", mejoras en la obra social IOMA, en obras de infraestructura escolar y funcionamiento de comedores".

La Federación de Educadores Bonaerense (FEB), uno de los sindicatos más numerosos de la Provincia, anunció hoy un paro para luego de las vacaciones de invierno que finalizan el 4 de agosto.

La Federación Nacional Docente (FND), que conduce Francisco Torres e integra Alternativa Docente, y que nuclea a sindicatos disidentes de CTERA, advirtió por su parte, que "aprobaron" el no reinicio de clases tras los recesos el Salta, fijado para el 21 de julio, en Entre Ríos y Tierra del Fuego el 28 y el 29 de este mes, y en Chaco y Buenos Aires el 4 de agosto.