Una pareja lomense espera trigemelas: “Fue una sorpresa para nosotros y para los médicos”

Una pareja de docentes de Lomas de Zamora espera trigemelas, un caso particular que ocurre cada 200 millones de nacimientos. Vanina Catalá Ortman atraviesa un embarazo “sin complicaciones” y espera que el parto sea la última semana de julio en la clínica IMA de Adrogué. La pareja eligió que las niñas se llamen Victoria, Julieta y Delfina.

“Fue una situación muy particular porque no se da muy seguido, fue una sorpresa completamente tanto para los médicos como para nosotros”, contó a Leonel Chainski, esposo de Vanina y padre de las niñas que serán las primeras en Almirante Brown a DiarioConurbano.com.

El embarazo es muy diferente a otros debido a que es monocorial triamniótico, es decir que cada bebé tiene su propia bolsa y comparten la placenta. Sucede porque un solo óvulo fue fertilizado por un espermatozoide y por razones que se desconocen, el óvulo fertilizado se divide en tres embriones durante la primera fase de su desarrollo a diferencia de los trillizos. “No influyó mi condición o la de Vani sino que es un lío que hicieron entre ellas”, relató.

La pareja es docente de Ciencias Naturales en la Media n°15 y se enteró del embarazo mientras estuvieron de viaje en Polonia durante el verano. Apenas llegaron al país comenzaron a buscar profesionales de la salud que pudieran atender a Vanina. “Llegamos a Buenos Aires el 15 de febrero, sacamos un turno en Progenie donde Vani ya hacía sus consultas ginecológicas y IOMA nos cubre las prácticas y ecografías”, aseguró Leonel.

Luego de consultar en instituciones en capital federal, Lanús y Almirante Brown, Vanina se decidió por continuar su embarazo bajo la atención médica de Progenie de Lomas de Zamora, quienes les dieron el mismo diagnóstico que en el Hospital Italiano de capital.

Según lo contado, cada estudio que se hace Vanina es alentador ya que las dificultades que podrían presentarse en este tipo de embarazos por ahora no aparecieron. “La cuarentena ayudó muchísimo a poder llevar el embarazo de una manera muy tranquila, sin sobresaltos, afirmó la futura madre a este medio.

Una de las posibles complicaciones del embarazo es que una de las bebes se alimente más que las otras por tener una ubicación privilegiada. Sin embargo, la madre especificó que su placenta es bastante grande y permite que las tres sean equitativas entre si.

“La recomendación que le dieron a Vani es que no haga reposo estricto, que siga haciendo lo que hace siempre pero que se cuide un poco de la sal y las comidas”, agregó el esposo. Se espera que las niñas no nazcan hasta el 23 de julio pero podría extenderse unos días más para evitar estar en neonatología.