Un vecino lomense unirá Argentina, Bolivia y Paraguay en bicicleta

Tiene planeado pedalear 3 mil kilómetros en 23 días. “Lo hacemos de corazón, es nuestro granito de arena a ese concepto de Patria Grande”, explicó el ciclista amateur Juan Chamorro. El gobierno de Evo Morales manifestó su respaldo oficial a la travesía denominada “Abrazo al Acuífero Guaraní y Pueblos Originarios”. También lo apoya el Centro Cultural Padre Mugica.

Juan Chamorro es un inmigrante paraguayo que llegó a Argentina en 1969. Aquí se casó, tuvo una hija y nietos. Su oficio de aparador le sigue dando satisfacciones y por eso continúa en la industria del cuero con un pequeño taller en su casa de Lomas de Zamora.

A 45 años de su llegada al país, quiere “dejar un legado, realizar una acción que de alguna manera genere conciencia y llegue a los jóvenes”. En dos semanas partirá con su bicicleta desde Lomas hacia Bolivia, aunque su destino final será Asunción, la capital paraguaya.

La travesía se llama “Abrazo al Acuífero Guaraní y Pueblos Originarios” y busca concientizar sobre la importancia del cuidado del agua y la mayor reserva subterránea de Latinoamérica.

“Lo hacemos de corazón, con amor y mucho respeto para aportar a la Patria Grande, nuestra gran casa, que también es el ecosistema. El agua, la tierra, los pueblos originarios son parte de nuestro ecosistema. Lo que estamos haciendo es aportar nuestro granito de arena a ese concepto de Patria Grande”,  sostiene Chamorro.

El recorrido comenzará en Buenos Aires, seguirá por Rosario, Santa Fe, pasará por Añatuya y Pampa de los Guanacos, en Santiago del Estero, y desde allí seguirá hasta Yacuiba, en Bolivia. Por territorio boliviano, Chamorro pedaleará dos o tres días para luego bajar por la ruta Transchaco hasta llegar a Asunción.

El ciclista estima que cubrirá unos 3 mil kilómetros en 23 días. Viajará alrededor de 10 horas por jornada y luego descansará en estaciones de servicio o parajes adecuados. El tramo entre la frontera boliviano-paraguaya será la más complicada, ya que deberá atravesar cientos de kilómetros de monte sin muchos lugares donde parar.

No es la primera aventura de Chamorro. Años atrás unió Lomas de Zamora y Asunción, pasando por Uruguay y Brasil. Ahora, este ciclista amateur le sumó otra aspiración a su viaje: que los pueblos de Paraguay y Bolivia dejen atrás la “Guerra del Chaco”, ese absurdo hecho armado que enfrentó a las naciones hermanas entre 1932 y 1935.

“Nosotros nos criamos con esa guerra en las escuelas, en las calles. Es momento que los pueblos se abracen y los jóvenes dejen atrás esta guerra infame”, subraya Chamorro.

Por eso, la Embajada Boliviana en Argentina envió una nota oficial donde manifiesta el respaldo del gobierno de Evo Morales a la travesía. Además, el ciclista contará con la ayuda del Centro Cultural Padre Mugica, de Banfield.

“El viaje fue bien recibido y esto nos da mucha fuerza. Va tomando forma y queremos estar a la altura. Yo empecé a movilizarme cuando Néstor Kirchner llegó a la presidencia y comenzó con los grandes cambios. Es hora de decir: el agua, la tierra y el bosque nos dan la vida, no los contaminemos más”, subrayó Chamorro.