Un restaurante de Temperley donó viandas por el Día de la Niñez a comedor de Fiorito

Por el Día de la Niñez vecinos de Temeperley junto a los dueños del restaurante Recio se organizaron para preparar donativos al Centro Comunitario Denise que consistía en comida y juguetes para los niños y niña que concurren al lugar. Además, el comedor se encuentra coordinado por el subcomisario Gabriel Damico. También, participó de las donaciones el jefe de Gabinete de Lomas de Zamora, Guillermo Viñuales.

“Nosotros hace cuatro años que estamos con estas actividades. Nos organizamos a través de grupos de WhatsApp, tenemos varios y cada grupo tiene un fin. Nos dedicamos a dar una mano con alimentos, medicamentos junto a otros vecinos y entre ellos está Patricio, que es el dueño del restaurante Recio que siempre nos acompaña en las actividades”, manifestó Rossana Acosta Ruíz, vecina de Temperley y una de las que coordina las campañas solidarias en el barrio, en diálogo con DiarioConurbano.com.

Contó que la idea surgió a partir de que querían “visibilizar las actividades del comedor comunitario que es de un comisario y mostrar que no solo los vecinos son solidarios”. “Le comenté a Patricio y en seguida se puso a disposición para donar hamburguesas con papas fritas para los chicos. Contacté a Viñuales que colaboró con las bebidas y las golosinas y los vecinos trajeron los juguetes.  Armamos las bolistas, también repartimos barbijos porque recibimos una donación de 8200 barbijos que repartimos en comisarías, en el Gandulfo”, completó.

En ese sentido, Acosta Ruíz remarcó que “lo del domingo fue una muy linda experiencia porque es importante mostrar la parte humanitaria de los que están en la primera línea como los policías”.

“Tenemos que acompañar al Estado más en esta pandemia, contener a los chicos, a los adultos mayores y esto que hacemos nosotros es un trabajo colectivo entre vecinos. Muchos esperan que el Estado cumpla, pero si podemos acompañar, articular y construir y tener compromiso social, bienvenido sea”, enfatizó.

No es la primera donación que Rossana junto a los vecinos de Temperley Este realizan a comedores y centros comunitarios de distintos barrios de Lomas de Zamora.