Un espacio para la inclusión en la UNLa

Con distintas actividades deportivas, se llevó a cabo en esa casa de estudios la “Semana por la Inclusió”. La iniciativa incluyó la realización de distintos deportes en donde participaron no sólo las personas con capacidades diferentes sino también alumnos de la facultad.

Decenas de deportistas discapacitados y estudiantes universitarios jugaron juntos al básquetbol en silla de ruedas, al torball, al tenis adaptado y otras disciplinas en el hall central de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa), en el marco de la “Semana por la Inclusión”.
Deportistas discapacitados de barrios del conurbano armaron canchas de varias disciplinas adaptadas en el hall de la UNLa, donde invitaron a los estudiantes a vendarse los ojos o sentarse en una silla de ruedas para compartir la perspectiva desde la que ellos practican esos deportes.
Marcela Méndez, coordinadora de la comisión asesora de Discapacidad de la UNLa, contó que “el objetivo es visibilizar la importancia de empezar a pensar la construcción de la universidad en clave universal, y visibilizando los derechos de las personas con discapacidad es una de las maneras de ir en ese sentido”.
“El deporte es una herramienta de inclusión, y la inclusión se garantiza poniendo el cuerpo. La idea es trabajar sobre el acceso a la recreación de las personas discapacitadas y que la comunidad universitaria pueda sentarse en una silla de ruedas o vendarse los ojos para sentir en el propio cuerpo el desafío y la necesidad de pensar la inclusión”, explicó.
La especialista afirmó que “cada universidad tiene sus propias políticas inclusivas" y que la de Lanús, "desde sus postulados fundacionales, plantea tomar los problemas de la comunidad e integrarlos en la currícula".
"No es la misma realidad de algunas universidad tradicionales que tienen invisibilizada la cuestión de la inclusión de los estudiantes discapacitados", diferenció.
La “Semana de la Inclusión”, organizada por la UNLa, incluyó recitales y muestras artísticas vinculadas a la temática.