El referente de comedores y merenderos comunitarios del Frente La Resistencia en Lomas de Zamora, Daniel Osuna, reclamó que los y las trabajadoras de esos espacios “son esenciales por la tarea comunitaria que realizan”, y por lo tanto, reclamó que el Estado “pueda garantizarles la vacunación” contra el COVID-19.

Osuna confirmó a DiarioConurbano.com que desde su espacio político elevaron una petición a los ministerios de Trabajo y Desarrollo Social de la Nación “pidiendo declarar esenciales a quienes están en la tarea de garantizar el alimento a las poblaciones más humildes”, pero que aún no han recibido respuesta, más allá de la oferta de un incremento salarial “de entre cinco y diez mil pesos”.

El integrante del Frente La Resistencia denunció que “está todo atravesado por política y las organizaciones más afines al gobierno a veces tienen prioridad en estos programas”, en referencia a la campaña de vacunación pública, pero creen que “tiene que ser justo para que llegue a todas las organizaciones populares”.

Sin embargo, desde la organización mantienen una “mirada optimista” y que esperan que la situación de vacunación “mejore para toda la población en general” porque en Argentina “están las condiciones dadas para que eso pase”.

El dirigente social coordina los comedores del Frente en Villa Fiorito, Villa Centenario, Ingeniero Budge y Villa Independencia en Lomas de Zamora, con entre 30 y 60 jóvenes, adultos y personas mayores en cada uno.

“Está la pandemia sanitaria pero también está la pandemia capitalista que es la que está afectando el bolsillo del pueblo”, explicó Osuna, quien se mostró preocupado por la situación epidemiológica del país, que además del riesgo de salud, “provoca un impacto en la economía de los trabajadores que es totalmente adverso”.

También manifestó su opinión sobre las medidas restrictivas aplicadas por el Gobierno Nacional en el territorio del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA): “Son justas, pero en el marco de un ingreso digno, garantizando la comida y los servicios básicos”.

En tanto, Osuna advirtió que “entre diciembre y abril (el Ministerio de Desarrollo Social) no estuvo entregando alimentos a los comedores y hubo muchas dificultades en la logística, y en la calidad de los mismos” y aseveró que “del Municipio de Lomas de Zamora no recibimos alimentos desde diciembre” a pesar de haber hecho protestas para revertir la situación, les “prometieron” el envío de alimentos “pero no hubo ninguna respuesta”.