Suteba pide que se implemente el Conectar Igualdad y se distribuyan netbooks

La secretaria General de Suteba Lanús , Liliana Rossi, valoró el “reconocimiento de la sociedad hacia al docente” que se generó durante el primer tramo del ciclo lectivo que se ejerció a distancia, pero advirtió que “la conectividad y las herramientas tecnológicas sigue siendo un problema para todos”.

La finalización del primer trimestre para los niveles educativos en medio de la pandemia estuvo marcada por los medios electrónicos como principal herramienta para sortear la cuarentena y seguir con el aprendizaje de millones de estudiantes de todo el país.

Durante esos meses, el sector docente debió adecuarse a la nueva modalidad aunque “hubo un gran reconocimiento al trabajo y creatividad de muchos docentes y equipos directivos para pensar este tiempo tan excepcional” reconoció Rossi en diálogo con DiarioConurbano.com.

La titular de Suteba Lanús, también, ponderó que durante el aislamiento “no quedan dudas de que el lugar de privilegio para estudiar y aprender es la escuela”, una etapa en la cual también se revaloró la docencia.

“Hay un gran reconocimiento de la sociedad hacia al docente, atendiendo que veníamos de una gestión que denostó la educación púbica y al trabajo docente con una campaña de desprestigio constante sobre lo que ocurría en las escuelas públicas y que éste tiempo vino a poner sobre la mesa todo lo contrario”, observó en ese sentido.

Asimismo, reconoció que quedan algunos aspectos por sortear como “la falta de conectividad y de acceso” al sistema por parte de alumnos y docentes porque “se está pensando en una doble modalidad, presencialidad con continuidad de la distancia, pasada la etapa de mayor riesgo sanitario”.

“La conectividad y las herramientas tecnológicas sigue siendo un problema para todos y por eso es vital la implementación del programa Conectar Igualdad, que se distribuyan computadoras y que hayan plataformas educativas gratuitas producidas por el propio Estado pero sin desdibujar el rol docente”, advirtió.

Sin embargo, la dirigente adelantó que todavía “hay que desarrollar una serie de condiciones previas a la apertura de escuelas” con una concepción mixta y acentuando los recaudos para evitar los eventuales rebrotes pese a que el Conurbano se estima sea uno de los últimos lugares en retomar la actividad.

“Lo importante es que la decisión de volver o no será algo consensuado entre todos los sectores y con la mirada de todos, atendiendo a que lo prioritario sigue siendo la salud y el poder mantener la presencialidad y las condiciones de infraestructura para garantizar el distanciamiento”, puntualizó sobre estos temas que ya son para el sector materia de debate a nivel nacional.

Por último, la dirigente sindical destacó que desde el aspecto gremial “hubo avances en cuanto a la apertura de los actos públicos on line para acceder a cargos vacantes que a la fecha están sin cobertura, lo que significaba una dificultad grande para la continuidad pedagógica en las escuelas”.

Además de esto, también destacó la implementación inminente del Programa de Incorporación Especial de Docentes y Auxiliares Suplentes (PIEDAS), que establece un salario social de 10 mil pesos para el personal de escuelas, y el restablecimiento del Programa FINES para la terminalidad de los estudios secundarios, que comenzará en agosto.