Silvia Irigaray, de Madres del Dolor, presentó su libro “Huellas” junto a Insaurralde

Acompañada por el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; el juez de Garantías 8 de este distrito, Gabriel Vitale, y el jefe de Gabinete Municipal Guillermo Viñuaes, la presidenta de la agrupación “Madres del Dolor”, Silvia Irigaray, presentó este miércoles su libro “Huellas”, donde cuenta su lucha por justicia tras el asesinato de su hijo Maximiliano en la denominada Masacre de Floresta y la posterior donación de sus órganos. El evento, que se llevó adelante en el salón Eva Perón del Palacio Municipal de Lomas de Zamora, sirvió también de difusión, concientización y aplicación de un protocolo para la tarea de ablación de órganos tanto para la ciudadanía como para las fuerzas de seguridad en casos de muertes traumáticas.

Martín Insaurralde, quien le entregó a Irigaray la distinción de “Visitante Ilustre” y abrió la presentación, sostuvo que “es un orgullo” la elección del municipio para presentar el libro por parte de la titular de Madres del Dolor y llamó a “seguir entre todos generando conciencia, compromiso y hacer crecer la esperanza” porque eso “es lo mínimo que se puede hacer por ‘Maxi’ y por miles como él que ojalá puedan salvarse” a través de la “enseñanza y esperanza” que predica ella.

Por su parte, la autora del libro que se entrega gratuitamente (una condición que ella puso a la editorial para publicar el mismo) aseguró que en la publicación, donde cuenta como donó los órganos de su hijo tras su asesinato hace 17 años en Floresta por un exoficial de policía, “hay dolor convertido en amor” tal cual hacen con la agrupación, ya que están convencidas de que deben “homenajear” a sus hijos.

En esa línea de transformar el sentimiento negativo en uno positivo, se dirigió además a los jefes policiales allí presentes pese a que “un mal policía”, según calificó, se llevó la vida de su hijo tras criticar la represión de la Plaza de Mayo en diciembre de 2001: “Es importante que ustedes también estén acá y me acompañen en éste camino porque tiene que ver con la muerte traumática”, admitió.

A su vez el Juez Vitale se refirió al Protocolo de Ablación de Órganos, que se lleva adelante desde la Justicia en conjunto con el Ministerio de Seguridad provincial, y contó cómo es la experiencia de su juzgado en el trabajo articulado con municipios para abordar el tratamiento de imputados en causas por delitos leves vinculados a la violencia de género.

Si bien Buenos Aires es la primera provincia en firmar un protocolo que establece los pasos a seguir en las seis horas posteriores de una muerte traumática con la ablación de órganos, el letrado aseguró que buscan poner “en cada seccional el poster explicando esos pasos” con el objetivo de “coordinar todos los esfuerzos del Poder Judicial, del Ministerio de Salud a través del CUCAIBA y del personal policial para que esté aceitado ese proceso”.

“Tenemos que pensar en el siglo XXI acciones concretas que acompañen el cotidiano de la gente de a pie, que se puedan sentir acompañados por los procesos judiciales, que son traumáticos tanto para el imputado como para las víctimas porque esa es la justicia a la que apuntamos y apuntan distintos funcionarios municipales, ya que es la única a la que podemos aspirar en democracia”, consideró Vitale.

En la presentación también estuvieron presentes el diputado provincial Federico Otermin y los concejales oficialistas Ana Tranfo, Federico Baloira, Laura Berardo, Miguel Font, Graciela Chávez, Amado Salinas y Fabiana Alfaya, además de funcionarios municipales de diversas áreas y ediles de San Isidro.