“Si los casos siguen subiendo nada va a alcanzar”, advirtieron directores de hospitales bonaerenses

Directores de hospitales de toda la provincia de Buenos Aires alertaron sobre la saturación de camas por el aumento de contagios de coronavirus. “Si los casos siguen subiendo nada va a alcanzar. Vemos lo que pasa en la región y en el mundo, con sistemas de salud más robustos que están colapsados”, expresaron.

El comunicado lleva la firma, entre otros, de los directores de los hospitales Gandulfo, Oñativia, Melo, Evita, Esteves, Wilde, Meléndez, y Fiorito.

“Vivimos en Argentina el peor momento de la pandemia por SARS-CoV2 y necesitamos que todos los habitantes de la provincia de Buenos Aires sepan lo que está pasando en cada hospital provincial y municipal. Es un momento crítico. En los últimos 15 días, la cantidad de personas que requirieron hisopados, hicieron consultas o necesitaron  internación se han multipicado de una manera que ni siquiera vimos en todo el año pasado. La cantidad de casos, que son récords todos los días, demuestran esta situación”, expresaron.

En tanto, destacaron que los hospitales están mejor que en 2020. “Tenemos la solución en marcha con el plan de vacunación. Nuestras trabajadoras y trabajadores están vacunados y eso nos da una perspectiva muy  diferente. La cantidad de contagios cayó al 0,4% del total, cuando el año pasado había llegado al 7%. Nuestros hospitales tampoco son los mismos: se triplicaron la cantidad de camas de terapia intensiva, se incoporaron  miles de trabajadores y, después de un comienzo con dificultades, recibimos todos los insumos para proteger a los equipos de salud. Tenemos el orgullo de haber atendido a cada bonaerense que necesitó de nuestros hospitales. A nadie le faltó una cama”, detallaron.

No obstante, alertaron: “Pero si los casos siguen subiendo nada va a alcanzar. Vemos lo que pasa en la región y en el mundo, con sistemas de salud más robustos que están colapsados. Necesitamos de la solidaridad y la responsabilidad ciudadana para que los contagios no sigan creciendo y la situación se descontrole. Sabemos que las medidas de los gobiernos nacional, provincial y muncipales son fundamentales para tratar de controlar el espacio público y las apoyamos, porque vemos lo que está  pasando. Pero no hay medida que funcione sin una ciudadanía solidaria y responsable que las cumpla, ni controles que las garanticen. Es esencial también que los cuidados y los protocolos se cumplan en el ámbito privado, porque la mayoría de los casos que nos llegan a los hospitales son producto de reuniones familiares y encuentros con amigos”.

Los directores de hospitales bonaerenses consideraron que “son semanas claves, que pueden salvar miles de vidas. Sabemos que cada día que ganemos, la vacunación va a avanzar para proteger a quines tienen mayor riesgo. Es un tiempo limitado pero clave, sabiendo que la vacuna nos da  una salida tan cercana. Desde nuestro lugar, seguiremos haciendo un esfuerzo extraordinario, que pone en juego nuestra  salud y la de nuestras familias. Sentimos el acompañamiento y aquellos aplausos nos reconfortaban. Pero solos y solas no podemos. El único reconocimiento que necesitamos hoy es el esfuerzo de toda la ciudadanía para poder frenar los casos  y ayudarnos a controlar la situación”.

Y finalizaron: “Sabemos que la pandemia no terminó y está en su peor momento. Pero también sabemos que podemos hacer que termine”.