Reclaman sanciones “más severas” para empresas de energía eléctrica y telefonía

Muchos usuarios del conurbano sur se enfrentan con fallas en el servicio de luz, interrupciones de internet y problemas con las distribuidoras de gas, en un contexto atravesado por la dependencia de la conectividad frente al Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) y la pandemia.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Osvaldo Bassano, abogado y titular de la Asociación de Defensa de Usuarios y Consumidores (ADDUC), explicó que en Argentina “es muy alta la estadística de incumplimiento por parte de las empresas con los consumidores”.

“Muchas empresas merecen sanciones más severas y la rescisión del contrato porque las empresas de energía no cumplen las normas y muchas veces persiguen a los consumidores”, manifestó. 

Según el ENRE (Ente Nacional de Regulación de la Energía), el total de usuarios diario sin el servicio de EDESUR es cerca de 1.164 y en este contexto eso implica no tener acceso a internet y luz a pesar de haber pagado como corresponde el servicio. 

En este sentido, el titular de ADDUC alertó que “Edesur no está capacitada para continuar la prestación” y que tendría que haber dejado hace rato porque no ha hecho inversión”. “Ha ganado cifras siderales a costa de los consumidores y no pone un peso”, manifestó el abogado. 

Si bien los entes de control aplican multas, los vecinos denuncian que son mínimas en comparación con las ganancias que tienen las empresas y que además los consumidores están obligados a reclamar de manera constante.

Con respecto a la telefonía celular, Bassano contó que tampoco hacen inversiones adecuadas y tienen la intención de aumentar la factura a pesar del DNU presidencial que declaró como servicios públicos a la telefonía celular, fija, a internet y a la televisión paga; y que anticipó que las tarifas de esas prestaciones quedarán congeladas hasta el próximo 31 de diciembre. 

En este sentido, Bassano opinó que “los aumentos los tienen que retrotraer porque hay un DNU” y que se reportaron muchos casos que aumentaron sin avisarle al consumidor y enviaron la factura directamente. “Los aumentos son una injusticia y es el Estado el que debe poner los límites, pedir las inversiones y las prestaciones”, aseveró.

Además Bassano aportó su análisis sobre la falta de conectividad que afecta a gran parte de la Provincia de Buenos Aires y que representa una de las desigualdades más visibles en este contexto. 

“El tema de la conectividad es avaricia, se han acostumbrado a no invertir y a ganar. La única forma que hubo para hacerlo avanzar fue la interconexión de fibra óptica a cargo del Estado y la terminaron explotando las empresas”, criticó el abogado.