Quilmes: Avanzan las obras de agua y cloacas en Villa Azul y La Paz

El Municipio de Quilmes informa que continúan ejecutándose trabajos de agua en la zona de calle Caviglia entre Sargento Cabral y Ramón Franco, en el barrio Azul, en Don Bosco, y también trabajos de cloacas en Quilmes Oeste, en la calle 893 entre 813 y 812, del barrio La Paz. Estas tareas se enmarcan en las más de 200 obras simultáneas que se están llevando a cabo en el distrito en los dos primeros años de la gestión de la intendenta Mayra Mendoza.

“Se trata de la red secundaria de agua potable para todo el barrio y la conexión domiciliaria para cada uno de los vecinos y vecinas de Azul. Es el primer paso para acercar los servicios básicos y para sentar las bases de lo que será el proyecto de integración y urbanización del barrio. Cada vecino y vecina va a tener en su domicilio la caja distribuidora de AySA y su propia conexión domiciliaria a una red de agua segura y con la presión correspondiente”, sostuvo la secretaria de Desarrollo Urbano y Obra Pública, Cecilia Soler.

En cuanto a lo realizado en el barrio Azul, la obra, que incluye la colación de cañerías y conexiones domiciliarias, tiene como fin la construcción de una red de agua potable formal, como una parte de las tareas de urbanización que comenzaron en el barrio. Este trabajo está en su etapa inicial, tiene una duración total de 13 meses y beneficiará a más de 5.000 vecinos.

Trabajos de cloacas en La Paz

Mientras tanto, en el barrio La Paz, de Quilmes Oeste, se efectuaron también tareas de colocación de cañerías y conexiones domiciliarias, pero en este caso el fin es la construcción de una red cloacal a los vecinos, los cuales actualmente no cuentan con este servicio y responde a una demanda histórica del barrio. La duración de esta obra, que también está en una etapa inicial, será de 7 meses y beneficiará a más de 1.000 quilmeños y quilmeñas.

Ambas obras son financiadas por AySA a través del programa Agua + Trabajo, y son realizadas con cooperativas de trabajo, las cuales fueron capacitadas a través del mismo programa. A su vez, por una nueva disposición de AySA, las cooperativas deben estar integradas por 50% de mujeres y 50% de hombres.