Provincia dio marcha atrás con habilitar fiestas de hasta 200 personas

La cartera de Salud bonaerense anunció la marcha atrás en la habilitación de fiestas al aire libre de hasta 200 personas. La medida que había sido anunciada la semana pasada y publicada el lunes en el Boletín Oficial, fue desestimada hoy por el Jefe de Gabinete de Ministros de la bonaerense, Carlos Bianco, debido al “aumento del 50% de lo casos de Covid-19 en solo una semana”.

“No vamos a habilitar más actividades por ahora”, aseguró Bianco, y explicó que “solo en una semana” el aumento de casos fue de “un 50%”. Por esto, anunció: “No vamos a habilitar esos espacios abiertos para hacer reuniones de hasta 200 personas”.

Bianco aclaró que los protocolos estaban aprobados y habían sido estudiados conjuntamente con la Provincia. “No vamos a publicar ni el protocolo ni la habilitación de esas fiestas” porque “la misma semana que anunciamos eso, aumentaron los casos”, explicó el funcionario, quien señaló que esos eventos se habían determinado “para evitar las fiestas clandestinas” y que “cada municipio sería el encargado de habilitar un espacio público abierto”.

Así, la medida “queda en stand by”, dijo Bianco, quien estaba acompañado por Nicolás Kreplak, el viceministro de Salud bonaerense, en el marco de la conferencia de prensa sobre la situación de la evolución de la curva de contagios de Covid-19 en la Provincia de Buenos Aires.

La nueva cepa inglesa

“Por la cantidad de casos, retrocedimos un mes”, aseguró Bianco y argumentó también que les preocupa la nueva cepa “del virus mutante inglés” que “aumenta la transmisibilidad, no así la gravedad de los casos”, por lo que “no se va a habilitar ninguna otra actividad”.

De acuerdo la decisión administrativa 2216/2020, publicada este lunes en el Boletín Oficial con la firma del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y del ministro de Salud, Ginés González García, se habilitaban las fiestas en el territorio bonaerense “con un aforo del 30% en relación a la capacidad máxima habilitada al aire libre no pudiendo superar el límite de 200 personas en total”.

En cuanto al “virus mutante inglés”, Kreplak dijo que las pruebas diagnósticas de quienes llegaron el lunes de Gran Bretaña fueron todas negativas, y que “se les solicitó a las personas que mantengan un aislamiento domiciliario” y que se les hace “seguimiento médico telefónico”, así como se controla desde cada municipio que ese aislamiento se respete.

Kreplak especificó que se realiza una búsqueda al azar de las personas que hayan estado en Europa para verificar si cuentan ya con esa nueva cepa y que, por el momento, “no se detectó” ningún caso.

Por otra parte, ambos funcionarios recomendaron a la población seguir las medidas de prevención a la hora de celebrar las fiestas de fin de año en familia, mantener la distancia de metro y medio, usar tapabocas, y no compartir copas o utensilios, así como “evitar los besos y abrazos del brindis”.