Propietarios de salones de fiestas confían en que “solo la vacunación” podrá normalizar la actividad

Con el anuncio de un nuevo confinamiento por 9 días en todo el país, dueños de boliches y de salones de eventos del Conurbano Sur advierten que “la situación está cada vez peor”. A partir de febrero y marzo había comenzado a notarse una mejora en el rubro pero luego de las restricciones de horario, se vio afectado nuevamente el sector.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Hernan Castro, DJ y dueño del complejo de salones Espacio Castro, manifestó: “Lo que veo hoy por hoy en los grupos de los colegas es compra y venta de artículos, de equipamientos. Estamos esperando que se cumpla con la vacunación porque es la única esperanza que tenemos para que esto se normalice y algo se pueda trabajar para fin de año”.

Desde el comienzo de la pandemia, muchos rubros se tuvieron que reinventar y el sector de salones y boliches es uno de ellos. Desde la Cámara Empresaria de Discotecas y Entretenimiento informaron que el 35% de las discotecas cerraron y muchas de ellas tuvieron que acomodarse en otros rubros, como los bares. 

“El tema de la reinversión para cambiar de actividad es difícil porque tienes que cambiar la habilitación, es un cambio burocrático y dependes de una inversión de plata. Lo que menos tenemos es un resto económico para invertir, lo más cercano a un salón de fiestas es armar un restaurant”, relató. 

En este marco, los dueños de boliches y salones pidieron un apoyo económico y que se incremente el ritmo de vacunación debido a que es lo que permitirá algún tipo de normalización en el sector. 

“No vemos un panorama claro. Dependemos netamente de la vacuna, porque las restricciones son parches pero no la solución del problema como es la vacunación. Además como cliente me pregunto si contrataría un salón y me respondo solo que no”, expresó.

Con el panorama actual, Castro apuntó que ya que el rubro trabaja a futuro a través de las reservas, no ve un “horizonte claro”. Se estima que el entretenimiento será uno de los últimos sectores en volver debido a que suele realizarse en espacios cerrados y propensos a la conglomeración de personas.

“Entiendo que hay una pandemia, no lo negamos nunca pero realmente las medidas que están tomando referidas a nuestro rubro apuntan a hundirnos”, sentenció.