Preocupa el aumento de denuncias por fiestas clandestinas

Según un informe de la Industria del Entretenimiento Argentino (IDEAR) desde que comenzó el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio se registraron por lo menos 3 mil fiestas no habilitadas en todo el territorio nacional y los lugares más afectados son la Capital Federal, Provincia de Buenos Aires y tres provincias más. A medida que pasaron los meses hubo cada vez más denuncias en el conurbano sur.

Los videos, fotos y noticias sobre fiestas clandestinas en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) pasaron a ser moneda corriente durante los últimos meses del ASPO a pesar de que los números de casos positivos de covid-19 comenzaron a descender este último mes. En consecuencia y conociendo las imposibilidades para evitar las fiestas, varios distritos se mantienen atentos por la reiteración de las denuncias formales y a través de las redes sociales. 

El informe de IDEAR determinó que los encuentros no se realizan en espacios al aire libre garantizando los mínimos cuidados. “Se dan de varias maneras: desde los más caseros en SUM, quinchos o terrazas de un domicilio, que pueden albergar entre 20 y 50 personas, hasta eventos más organizados donde alguien alquila un lugar, convoca, contrata un DJ y vende entradas y bebidas. Este tipo de fiestas puede juntar hasta 500 personas”, reveló el relevamiento.

Este tipo de fiestas se dan independientemente de la edad ya que son organizadas por adultos como por adolescentes. “La gente tiene la clara necesidad de socializar y divertirse. Tras largos meses de encierro y falta de actividades la sociedad en su conjunto comenzó a mostrar signos de agotamiento”, aseguraron desde IDEAR. También advirtieron que con la llegada de la primavera y las temperaturas más agradables crecieron los encuentros sin autorización.

Lanús, como Lomas de Zamora, Avellaneda y Almirante Brown son algunos de los distritos del conurbano sur afectados por estos eventos que muchas veces son reportados por los vecinos de la zona. 

En este sentido, fuentes del municipio de Lanús contaron que si bien están atentos “es muy difícil evitar las fiestas” y que por lo general cuando se registran denuncias por ruidos molestos las fuerzas de seguridad actúan inmediatamente.

“Es muy complicado físicamente evitarlas pero las llamadas por ruidos molestos que tal vez antes estaban en tercer o cuarto escalón por delitos más graves como robos o accidentes, ahora son una prioridad”, afirmó en diálogo con DiarioConurbano.com esta fuente.

Si bien no existe un registro puntual del conurbano, se registró un aumento de las denuncias por teléfono porque los vecinos notifican de la situación, que antes tal vez era legal pero hoy profundizan la transmisión del virus.

En los últimos tres meses se desarticularon varias fiestas en Monte Chingolo, Lanús; en San Francisco Solano y Burzaco, Almirante Brown y en varias localidades de Lomas de Zamora.

-Para denunciar violaciones a la cuarentena comunicate con el Ministerio de Seguridad al número gratuito 134-