Polémica: La Corte bonaerense habilitó a Racing a construir en la Laguna de Rocha

Tras años de lucha de organizaciones ambientalistas  y vecinos de Esteban Echeverría para que la Laguna de Rocha no sea intervenida por los clubes de Racing y Boca Juniors por el impacto ambiental que puede provocar, ahora la Corte de Suprema Bonaerense autorizó a Racing a construir encima de humedales, lo cual, provocará inundaciones en los barrios que rodean a la reserva natural.

Desde el Colectivo Ecológico Unidxs por LAGUNA denunciaron que los vecinos no fueron consultados, que se enteraron por los medios de comunicación y advirtieron que esta decisión es “fraudulenta” y va a provocar fuertes inundaciones en el distrito. La Corte autorizó a Racing y le dio el visto bueno al informe de impacto ambiental que presentó, pero en el cual, según denuncian los vecinos, no se contemplan las inundaciones que provocará la obra.

La justicia habilitó al club de Avellaneda a construir “2 mil m2 de concreto sobre humedales, la zona más baja de la Laguna, que funcionan como esponjas naturales que regulan el agua y si los rellenas, toda el agua que se concentra va para los costados”, advirtió Juan Correa, parte del Colectivo Ecológico, en diálogo con DiarioConurbano.com.

Apuntó que si Racing avanza con su obra de construir canchas de fútbol sobre la zona más baja “todo Echeverría va a quedar inundado” y remarcó: “Lo venimos diciendo desde hace años”. Además, cuestionó la falta de consulta por parte del Municipio, ya que, el intendente Fernando Gray es el presidente del Comité de Gestión, espacio creado por la situación de la Laguna de Rocha, y el jefe comunal nunca dio aviso a los vecinos ni organizaciones ambientalistas.

“Del informe de impacto ambiental nunca vimos el aval. Fue a espaldas de los vecinos, cuando ya habían dicho que no hace varios años a que Racing construya en la zona de la Laguna”, subrayó.  En el informe, según precisó Correa, el club “se compromete a trabajar en simultaneo con la OPDS y el Municipio, se compromete a que el impacto ambiental va a ser reducido, la emisión de ruido va a ser reducido, pero no dice nada más”.

El conflicto por la Laguna se remonta a 2012 cuando “con la Ley 14488, se habilitaba y se le daba al predio de la Laguna de Rocha alrededor de 800 hectáreas –los vecinos reclamaban 1400-, las 100 hectáreas del hogar escuela quedaron dentro del predio, se tuvo en cuenta la Ley nacional patrimonio histórico y en diciembre de 2012, la Ley  fue promulgada. En junio de 2013, sale un proyecto que era una contraley que modificaba la Ley original y le restaba a la Laguna 64 hectáreas, 32 para Racing y 32 para Boca”.

Esa proyecto fue impulsado por el entones legislador de La Cámpora José Ottavis “fue aprobada sin tratamiento”. Le ley era la 14516. En ese año, recordó Correa, “empezó una lucha de las organizaciones ambientalistas y de los vecinos y vecinas para tratar de dar vuelta esto porque los dos clubes querían construir en la zona más baja”. En 2015, la Corte se expidió y “dejó sin efecto la Ley modificatoria y tomó plena vigencia la Ley original”. Tras cuatro años de inactividad en la causa, en diciembre 2019 “la Corte Suprema hizo lugar a la cautelar que presentó el Club Racing y destrabó la cautelar” y detalló que la institución “presentó un plan de manejo, de impacto ambiental, que eso el comité de gestión le tenía que consultar a los vecinos y a las agrupaciones nunca pasó”.

Ahora, seis meses después, la Justicia habilitó al club a construir sus canchas de fútbol. Además, el intendente Gray “como presidente del Comité de Gestión tenía que convocar a un miembro de la OPDS, Acumar, y a los miembros de la comunidad ambiental y no lo hizo y nunca se discutió”.

“El miércoles nos desayunamos el dictamen que sacó Gray en carácter de intendente municipal y presidente del comité de Gestión. Nunca los vecinos pudimos ver realmente lo que tiene planificado el club. Es escandaloso y fraudulento todo esto”, sentenció.