Plata en Olimpíada Nacional de Matemática para alumno del Espora de Temperley

Emiliano Liwsky, que cursa el último año en la Escuela de Educación Secundaria 14 “Tomás Espora” de Temperley, se consagró subcampeón en la 35° Olimpíada Nacional de Matemática que se desarrolló en La Falda, Córdoba. En lo que fue su mejor participación en el certamen, el joven lomense quedó cerca del Oro y ganó un lugar para disputar desde el 1 de diciembre próximo la Rioplatense, competencia en la que será debutante.

Tras obtener varios premios en torneos internacionales, Emiliano Liwsky por primera vez logró colocarse una medalla en la principal competición de matemática del país y volvió a ser el único alumno de escuela pública en el podio que completaron el cordobés Mateo Carranza Vélez del Colegio Anglo Americano en lo más alto y el correntino Carlos Soto del Colegio Privado Mecenas en el escalón más bajo.

El joven participó en el tercer nivel, que es el de mayor dificultad y además reúne a 120 estudiantes de sexto año del nivel secundario, del torneo Nacional y su medalla de Plata lo clasificó para la Olimpíada Matemática Rioplatense.

En diálogo con DiarioConurbano.com el alumno del Tomás Espora, que con su debut en el podio superó la mención de honor obtenida en 2017 en ésta cita, aseguró sentirse “muy contento” porque “siempre resultó muy difícil el Nacional” y pese a que solo tuvo “un pequeño error en un problema, nada muy importante”.

“Lo más importante fue haber podido quedar entre los tres primeros, fue muy lindo”, confesó Emiliano y detalló que “hace tiempo estaba buscando” ese resultado.

“En el Nacional son problemas muy distintos a las competencias internacionales, por eso siempre me costó más. Estaba practicando mucho para los Internacionales y descuidé un poco ésta. Por suerte se me dio, porque tenía muchas ganas de salir entre los tres primeros” completó en ese sentido.

Sobre las diferencias entre competencias, reveló que más allá de tener un tiempo más acotado en el torneo argentino (1 hora menos) para la resolución de los tres problemas que le entregan durante cada uno de los dos días de competencia, éstos tienen una metodología sustancialmente diferente a los presentados en las citas internacionales, donde además tienen una dificultad más elevada.

“Los problemas del Nacional suelen poder resolverse sin conocer tantos teoremas, con razonamientos se pueden resolver. En cambio en las internacionales también necesitas una base de algunos teoremas que tenés que saber si o sí. Entonces, si entrenás para una cosa no quiere decir que también lo estés haciendo para la otra porque son dos cosas distintas”, explicó.

El mes pasado, Emiliano había obtenido la medalla dorada en la Olimpíada Iberoamericana de Matemática, donde Argentina se adjudicó el primer puesto entre 25 países con tres preseas de oro y una de Plata.

Con su segundo lugar, el estudiante del Tomás Espora clasificó a la Olimpíada Matemática Rioplatense, que se desarrollará del 1 al 5 de diciembre en Buenos Aires donde competirá contra los mejores de Uruguay y otra media docena de países de la región.