Piden reductores de velocidad en Provincias Unidas ante constantes choques

Los vecinos del barrio Provincias Unidas, en Lomas de Zamora, reclaman la instalación de reductores de velocidad en la calle Cosquín porque en el cruce con París ya se registraron una veintena de siniestros viales en lo que va del año. En diálogo con DiarioConurbano.com Claudia, una vecina con más de 40 años en el lugar, relató la dramática situación y denunció que no tuvieron respuestas ante sus reiterados pedidos. El municipio se comprometió a evaluar la implementación de una solución al tema.

Hace un año asfaltaron la calle Cosquín, paralela a la autopista Juan Domingo Perón (Camino Negro) y en la intersección con París del barrio Provincias Unidas de Lomas de Zamora los accidentes de tránsito se convirtieron en una imagen cotidiana por la falta de reductores de velocidad en la arteria recientemente pavimentada desde Marsella hasta Virgen de Itatí.

Es que además de la ausencia de elementos disuasivos para que los conductores reduzcan la velocidad y la imprudencia de algunos al volante, las veredas poseen cierta altura que dificulta la visión por las ochavas, por lo que se genera un verdadero “picódromo” donde ya se registraron colisiones entre autos, con motos, bicicletas y hasta algún peatón atropellado.

Los vecinos del lugar indicaron que el número de siniestros se acercan por lo menos a una periodicidad quincenal en promedio, e incluso algunos optaron por tomar soluciones rudimentarias para evitar que los autos arremetan contra los frentes con la colocación de pilares de concreto.

El último accidente se registró este miércoles pasado por la tarde, cuando un Peugeot 504 casi se incrusta en una casa si no fuera porque la misma posee una reja que frenó el vehículo y evitó una tragedia en la que podrían haberse visto involucrados algunos niños que jugaban en su patio delantero.

Por eso, el pedido desesperado de los vecinos es por la colocación de algún reductor de velocidad que obligue a frenar a los conductores, semáforos o señales visuales, aunque se muestran escépticos ante el respeto de los últimos por parte de los automovilistas.

Es más para prevenir que otra cosa, aunque todo queda en la conciencia de los que manejan”, consideró Claudia, quien hace más de 40 años vive a pocas casas de esa conflictiva intersección, al tiempo que valoró la necesidad de algún cartel “aunque sea para que la vean y bajen la velocidad”.

En cada momento salimos todos corriendo porque escuchamos los impactos de los choques en las esquinas”, reveló en tanto sobre el episodio que se convirtió en cotidiano para quienes habitan en ese sector del barrio Provincias Unidas y resultó ser un reclamo que no encontró eco en las autoridades, según denunció a éste portal.

Les pedimos al municipio por muchas vías, con cartas, pedidos, firmas, correos electrónicos y demás; pero no hubo respuesta, agotamos todo lo que pudimos hacer como vecinos. Solo se bajó una vereda, que estaba muy alta y no permitía la visión, después de contactarnos con Guillermo Viñuales por redes sociales y mandar varias fotos”, relató en tanto.

Asimismo, Claudia sostuvo que “es muy lamentable la situación”, y advirtió: “Por ahora no pasó ninguna fatalidad pero en cualquier momento va a pasar una desgracia y no queremos tener que cerrar la calle”.

DiarioConurbano se comunicó con Emiliano Piergiovanni, el flamante secretario de Obras y Servicios Públicos de Lomas de Zamora, y rápidamente se comprometió a contactar a los vecinos del lugar y coordinar una visita para el próximo miércoles 3 de enero, cuando recorrerá la zona y evaluará junto a ellos las distintas posibilidades en busca de una solución.