Piden que no se cierre una sociedad de fomento de Banfield

Un grupo de vecinos busca defender a la Sociedad de Fomento DF Sarmiento de Banfield luego de que empezaran a juntar firmas para cerrarla. El club brinda distintas actividades para niños, jóvenes y adultos, y es el segundo FinEs más grande de Lomas de Zamora.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Gisela, Coordinadora de la Sociedad de Fomento Sarmiento, ubicada en Monteagudo al 1500, en Banfield contó: “Somos muy activos como club porque sabemos que aportamos muchísimo al barrio a pesar de que nos cuesta un montón sostenerlo porque a la gente le cuesta un montón pagar la cuota”.

A raíz de la pandemia y las complicaciones económicas, muchos socios no pudieron continuar con los pagos de la cuota, lo que generó una baja en los ingresos del club. Es por eso que desde la comisión optaron por alquilarlo para eventos y así crear más ingresos. 

Según lo relatado, el origen del conflicto surgió cuando un grupo de vecinos comenzó a juntar firmas para cerrarlo debido a que se quejaban de algunos incidentes que tuvieron con personas que aparentemente salían de la sociedad de fomento luego de las fiestas. 

“Cada vez que se alquila el lugar tenemos un protocolo. Necesitamos poder tener ingresos para mantenerlo porque es muy difícil que paguen la cuota, hay mucha gente becada y nosotros lo seguimos manteniendo solos”, explicó Gisela.

En este contexto, los vecinos que apoyan al club se hicieron presenten en la Delegación Municipal de Banfield para defender a la institución, que tiene 300 estudiantes dentro del Plan FinEs, brinda clases deportivas, de danza, de pastelería, entre otras actividades. 

“Hay gente que terminó el secundario acá, que pudo festejar su cumpleaños de 15 porque no los matamos con el precio. Nosotros no le vamos a decir a un nene que no puede venir al club porque no puede pagar. Hay muchos nenes solos que buscan un lugar y no los vamos a dejar”, manifestó la Coordinadora.

A raíz de este conflicto, la delegación se comunicó para actuar como mediador y reconoció que la Sociedad de Fomento “no se va a cerrar” debido al rol social que tiene. En este marco, negociaron espaciar los eventos y notificarle al Municipio cada vez que se realice uno. 

“La sociedad de fomento y clubes de barrios tienen este tipo de problemas con los vecinos y por eso hay que buscar un equilibrio pero cerrarlo no puede ser una opción”, agregó Gisela.

Se estima que mantendrán otra reunión para darle un seguimiento al conflicto y que se pueda mantener la convivencia dentro del barrio.