Padres y Docentes toman el Centro de Formación Laboral 1 de Lomas

Padres y docentes del Centro de Formación Laboral 1 se encuentran tomando el edificio de ese establecimiento educativo en reclamo de una solución definitiva a los problemas edilicios que vienen sufriendo desde hace varios meses. El pedido de una solución está dirigido a las autoridades provinciales de Educación que no colaborado aún para encontrar una solución a la problemática.

El Centro de Formación Laboral 1 de Lomas de Zamora se encuentra en la avenida Meeks 429, a pocas cuadras del centro comercial lomense.

“Hace casi un mes, el Municipio de Lomas, a través del jefe de Gabinete, Guillermo Viñuales, se comprometió a aportar los fondos para el alquiler de un edificio para trasladar el Centro de Formación Laboral. Pero nadie nos quiere alquilar cuando saben que el que va a pagar es el municipio o cuando le decimos que es para una escuela”, explicó Liliana Rosas, madre de una alumna, en diálogo con DiarioConurbano.com.

Los padres y docentes decidieron tomar el edificio “para que de una vez por todas la Provincia se haga cargo de este problema porque nuestros hijos están concurriendo a un lugar donde los baños están destrozados, los techos se vienen abajo, se llueve adentro y se inunda, y hay cables de electricidad sueltos”.

Este martes, los padres y docentes realizaron un abrazo simbólico pero tuvo muy poca repercusión y presencia de funcionarios que pudieran dar una solución al problema. Esto también movilizó la toma del Centro, en donde padres y maestros se turnan.

“Cuando hicimos un reclamo anterior, este año, el Consejo Escolar mandó gente a hacer reparaciones pero los arreglos no se hicieron bien y los problemas continuaron”, sostuvo Liliana Rosas.

La mujer también pidió al Municipio de Lomas colaboración en la búsqueda de un edificio para alquilar. “Algunas inmobiliarias nos ofrecido hasta locales comerciales pero no son los lugares adecuados para un Centro de Formación Laboral”, consideró.

El Centro de Formación Laboral 1 fue creado en 1983 con el objetivo de dar respuesta a la necesidad educativa de los jóvenes con diferentes discapacidades. Pero nunca tuvo edificio propio.

“Es hora de que la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires se haga cargo de este tema”, insistió Rosas.

Al Centro de Formación Laboral concurren chicos y chicas con diferentes situaciones: hoipoacusia, problemas motrices y trastornos neurológicos.