Pacientes con baja visión piden poder al certificado de discapacidad

Pacientes con baja visión, agrupados en la Fundación Argentina de Retinosis Pigmentaria (FARP), buscan que se conozcan sus dificultades para acceder al certificado de discapacidad y advierten que la sociedad “sólo reconoce a las personas ciegas o que ven por completo” dejándolos afuera. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Francisco Albarracín, Presidente de la FARP, afirmó: “Intentamos difundir, concientizar y llegar a los pacientes con retinosis pigmentaria y otras patologías. El Estado debe trabajar sobre la concientización de este tema”.

La Fundación es una organización nacida en 2008 sin fines de lucro formada por pacientes con retinosis pigmentaria y otras degeneraciones de la retina. Estas patologías generan baja visión, es decir la pérdida de la visión que no se puede corregir con anteojos, lentes de contacto o cirugía. Sin embargo, no se trata de ceguera debido a que la visión limitada permanece y puede incluir puntos ciegos, mala visión nocturna y visión borrosa. 

En este sentido, Albarracín advirtió que la FARP actualmente realiza estudios genéticos gratis para retinosis, distrofia de córnea, entre otras enfermedades, para que los y las pacientes puedan acceder a un diagnóstico certero sobre su visión limitada. 

“La sociedad sólo reconoce a una persona ciega o a una persona que ve bien, hay una falta de difusión y concientización sobre las personas con baja visión. Los lugares no están adaptados para las personas con baja visión ni los familiares saben cómo ayudar a veces”, contó Albarracín.

En esta línea, desde FARP buscan difundir información sobre cómo una casa puede ser accesible para una persona con baja visión o como debe ser ambientado un colegio

“Tenemos una limitación porque nada está adecuado para nosotros. Pasa en los micros, cuando los chicos van al colegio, cuando van a un lugar comercial, cuando no pueden ver bien un precio o la fecha de vencimiento”, comentó el Presidente de la Fundación.

Uno de los reclamos puntuales es que se establezca el certificado de discapacidad en todos los casos que el diagnóstico determine una baja visión. Muchas veces son descartados porque consideran que “se pueden desplazar” a pesar de la limitación.

“Es importante que tengan su certificado para que la obra social le cubra el 100% y así mejore su calidad de vida. En algunas ocasiones eso no ocurre y las cosas son muy caras porque casi todo es importado”, declaró Albarracín.