Llavallol: Nuevos conflictos en Canale por falta de pago de sueldos

Canale Conflicto

Los trabajadores de la fábrica Canale atraviesan un nuevo malestar debido a que no les depositan el sueldo desde el mes pasado y desde la empresa no dan ninguna respuesta y todo apunta a que se asoma un nuevo conflicto en puerta. Por esto, los trabajadores se encuentran en asamblea permanente debatiendo qué medidas de fuerza tomar. Hace dos años que los trabajadores atravesaron una fuerte crisis porque la empresa les adeudaba meses de sueldo, vacaciones, aguinaldo y la fábrica estaba parada. La situación mejoró de apoco y en noviembre del 2017 la situación se había estabilizado, pero ahora volvieron a atrasarse con el pago de los sueldos y encendió las alarmas en la planta.

“Otra vez se atrasaron. Se habían regularizado el año pasado, enero pagaron en término pero de ahí en adelante pagaron fuera de término y ahora se les fue la mano y se atrasaron el mes completo. La empresa no nos recibió y ya pedimos varias reuniones a través del gremio pero no hubo respuesta”, puntualizó el delegado Nicolás Macchi, en diálogo con DiarioConurbano.com y

El grupo Canale reactivó su producción en Llavallol lo cual hace suponer que no existen motivos para que una vez más se atrase con el pago de los salarios. En Mendoza y Catamarca “la situación es similar” y en la primera provincia “ha suspendido a todos los trabajadores y la fábrica no está produciendo porque le cortaron los servicios”.

“A principio de año entró una plata de un inversor y el volumen de trabajo creció como no ocurría hace ocho años, ahora en mayo tenían que llegar unos cheques pero no pasó. No hay explicación para que pase esto y no sabemos qué va a pasar”, advirtió Macchi y sostuvo que con sus compañeros viven “una incertidumbre total”.

Frente a esta situación, los trabajadores de Canale se encuentran en asamblea permanente evaluando qué medidas tomar: “No se va a hacer nada que los compañeros no quieran o decidan”.

Asimismo, el delegado subrayó que “está el miedo latente de que vuelva a pasar lo mismo que hace dos años porque si se atrasan un mes, empiezan acumular deuda con el personal y no es una buena señal” y señaló que están siendo “acompañados por el gremio” pero todavía no se tomó una decisión final sobre qué medida de fuerza llevar a cabo si la empresa sigue sin dar una respuesta.