“Muchos docentes no están acostumbrados a las políticas de inclusión”

Lo afirmó Pedro Ponce, titular de la CTA Lomas de Zamora y dirigente provincial de SUTEBA. De esta manera, justificó la resistencia de muchos maestros a lo que consideró un “cambio de paradigma importante” en el actual sistema educativo. Además, se mostró a favor de la modificación en la evaluación de los años iniciales de la escuela primaria, implementada por el Gobierno provincial.

El secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) lomense y referente de Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Pedro Ponce, consideró que en la educación existe un “cambio de paradigma importante” y sostuvo que los cambios previstos por la Dirección General de Escuelas están “bien”.

En tanto, reconoció que “muchos docentes no están acostumbrados a las políticas de inclusión”

“Ha generado debate. A mí me parece bien que en el primer ciclo no se califique con número, así se destierra el promedio, que es anti evaluación. Son cosas que, por suerte, se están revisando y se atiende a que cada chico tiene distintos tiempos de aprendizaje y hay que respetarlo”, señaló Ponce en declaraciones a Aire Nativo, que se emite por Radio Ele, FM 93.30.

Los cambios previstos para 2015 en el sistema de evaluación escolar generaron revuelo en el ámbito político y educativo, que se dividieron con respecto a la eliminación de los aplazos en los primeros tres años de la escuela, la posibilidad de llevarse materias previas y la reinserción de un estudiante en su “año cronológico”, entre otras modificaciones.

En ese sentido el referente de Suteba aseguró: “Lo que ocurre hoy es un cambio de paradigma importante. Muchos docentes no están acostumbrados a las políticas de inclusión. A veces esto choca con la vieja cultura que tenemos los docentes, educados en un sistema discriminador, y traducir las pedagogías de inclusión es un camino complicado, pero que se puede lograr con capacitación docente”.

Asimismo, señaló la necesidad de complementar el trabajo del docente dentro del aula con la colaboración de otros profesionales que puedan contener a los chicos y ayudarlos a adquirir los conocimientos necesarios para el paso de año.

En ese sentido remarcó que es  “difícil”, cuando no hay “más recursos humanos para apoyar la integración o para asistir a chicos que vienen con una carga social pesada que impacta en el aprendizaje”, y apuntó que  “la jornada completa ayudaría a resolver parte del problema”.

Asimismo, el docente realizó un balance de la situación de las escuelas y el trabajo dentro de ellas con motivo del Día del Maestro, celebrado el pasado 11 de septiembre.

“Si miramos hacia atrás, nosotros hemos conquistado derechos y la escuela ha ido conquistando su dignidad. Sigue habiendo problemas, pero en un balance estamos bastante mejor que en la década del 90”, concluyó.