“Mi pasión no es la ciencia, es el fútbol”, confesó la científica de Lanús que lucha contra el coronavirus

En un video que se viralizo en las últimas horas, la científica de Lanús, Andrea Gamarnik, que desarrolló y produce junto con su equipo el Kit para la detección de Covid-19, aseguró que su verdadera pasión es el fútbol. La científica recordó su infancia en el Centro Cultural Israelita Peretz, de Lanús.

El video fue filmado para el octogésimo aniversario del Centro Cultural Peretz, ubicado en Lanús Este, al que asistió toda su infancia y adolescencia. “Fui desde los 4 años hasta los 18, después fui maestra un par de años, fui a jugar al ping pong y estuve federada, después handball y estuve federada, y también jugaba al fútbol”, relató.

La responsable del equipo de científicos del Conicet y del Instituto Leloir, remarcó: “Yo jugaba al fútbol que es mi pasión, mi pasión no es la ciencia, es el fútbol. Pero no pude ser jugadora de fútbol porque las nenas no juegan al fútbol”.

“Jugaba en el Peretz que es el único lugar donde se podía jugar, donde nos daban la oportunidad de hacer a las nenas y nenes por igual, a pensar, a jugar, a hacer deportes y yo ahí jugaba al fútbol”, destacó en el video que se viralizó este viernes.

Además, Gamarnik aseguró que “por lo que decían era muy muy buena, pero bueno, crecí y cada vez me daba más vergüenza jugar al fútbol, y como fuera de ahí no podía jugar me dedique a ser científica, que es lo que hago ahora”.

En cuanto al club, afirmó su trabajo, su forma de ser, de actuar, se vio influenciado por los años que creció en el Peretz . “Esto que hacemos tiene que ver con un compromiso con el otro y eso me lo dio el la institución”, expresó.

Al respecto, Gamarnik explicó: “que a veces que cuando estoy trabajando con becarios y colegas, la forma que hacemos el trabajo, en que se piensa en colaborar, en resolver el problema de acá y no tener que importar los insumos, o los reactivos o las herramientas de afuera, tiene que ver con una forma de ser, de ver la vida y todo eso me lo dio el Peretz”.

“Lo hacemos de una forma impensada, cuando comenzó pensamos tímidamente que podíamos aportar algo y nos encontramos que estamos en condiciones de hacer kits de diagnósticos para testear a cientos de miles de personas”, contó la científica lanusense.

Edgardo Núñez