Merenderos advierten que “es muy difícil” acceder a precios populares

El rol de los merenderos y la cantidad de espacios de asistencia tuvo un aumento “muy notorio” durante la crisis provocada por el aislamiento social, preventivo y obligatorio, desde el Gobierno nacional impulsaron medidas de ayuda y aspiran a que los comedores “se transformen en clubes y las familias vuelvan a comer a sus casas”.

La referenta del merendero “Panza llena, corazón contento”, Marta Báez, remarcó que en el tiempo previo a la pandemia asistían a 30 familias de Esteban Echeverría y en la actualidad “son 50 las familias” que son asistidas.

“Debido a la situación que atraviesa el país, se nota que hubo un aumento muy notorios en la cantidad de merenderos y comedores que surgieron y aumentaron el ritmo de sus actividades”, manifestó Baez.

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, en diálogo con medios radiales sostuvo que “en los barrios es más alta la inflación” y que el problema en esta situación “es el precio de los alimentos”.

Además resaltó que “es complicado acceder a los precios populares”  y que desde su gestión avanzan “en logística para mejorar el acceso” debido a que las familias “se endeudan en más de un 200 por ciento”.

“Las últimas cinco semanas de 2020 bajó la cantidad de gente que asistió a los comedores porque hubo un poco más de movimiento económico”, puntualizó Arroyo.

La referenta del merendero echeverriano coincidió con las declaraciones del funcionario y aseguró que encontrar buenos precios “es muy difícil” porque en los barrios los costos de los alimentos “varían según cada almacén”.

“La situación de Barrio Bafico (lugar donde está situado el merendero) con respecto a la economía no es la mejor porque existen muchas dificultades entre los vecinos”, amplió Báez en relación a la entrevista brindada por Arroyo.

El merendero “Panza llena, corazón contento” surgió a mediados de 2019 con el objetivo de “asistir a las familias que más lo necesitan” para que “los chicos tengan contención y no les falte un plato de comida o una merienda” y es asistido de manera mensual por el municipio de Esteban Echeverría.

En tanto sobre el rol de la Tarjeta Alimentar, el ministro remarcó que “llega a un millón  y medio de familias” y que desde ese asistencia ven “cómo evoluciona el tema de los consumos”, también reconoció que están analizando un aumento en el monto de las mismas porque “estamos en un contexto complicado”.

 

Foto ilustrativa

Por Santiago Gorostiaga