Lugones llevó el Vía Crucis a Fiorito y habló de los “Cristos crucificados hoy”

En el marco del Viernes Santo, solemnidad de la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo, el obispo diocesano, monseñor Jorge Lugones SJ, encabezó este viernes en Fiorito el Vía Crucis, el rezo de los Oficios de la Pasión y la adoración de la cruz. El “Camino de la Cruz” comenzó en la capilla Nuestra Señora de la Abundancia y culminó hace instantes en el santuario Santos Latinoamericanos con la liturgia propia del día, es decir, el rezo de los Oficios de la Pasión y la adoración de la cruz.

“El costado abierto de Jesús es donde entramos al misterio del amor”, expresó monseñor Lugones en la homilía, según consignó un comunicado de prensa del Obispado que citó al diario Eclesia.info

“El costado dormido es donde comienza a nacer la Iglesia, la iglesia que sale a buscar a tantos Cristos crucificados hoy en día, la Iglesia que recibe a tantos que tienen el corazón herido; cada uno de nosotros somos responsables de recibir al Cristo sufriente en los hermanos, especialmente en los más débiles, en los más despojados”, agregó al término del Vía Crucis que estuvo a cargo de los jóvenes del grupo “Alegría montfortiana”.

Los obispos auxiliares, monseñor Jorge Torres Carbonell y monseñor Jorge García Cuerva, presidieron la solemnidad del día, respectivamente, en la parroquia Cristo Rey (Tristán Suárez) y en Sagrado Corazón de Jesús (Claypole).