Los dueños de boliches aseguran que abrir con el aforo del 50% “no alcanza”

En el marco de los anuncios hechos por el ministerio de Salud nacional, se habilitó la apertura de los boliches con un aforo del 50 por ciento con personas vacunadas con dos dosis. La Cámara de Boliches de la Provincia de Buenos Aires adelantó que con esta medida se beneficiaría al sector que es el “más golpeado durante la pandemia”. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Gustavo Palmer, vocero de la Cámara de Discotecas Bonaerense, advirtió: “Nuestra situación es caótica, no nos alcanza con el 50% pero entendemos que lo principal es la salud. Creo que tal vez si liberan el baile por completo sí nos puede beneficiar”.

Con el 43,7 por ciento de la población completamente vacunada, la ministra Carla Vizzotti anunció la apertura de eventos masivos con un 50 por ciento de aforo y la vuelta de los boliches para vacunados con dos dosis. 

En este sentido, Palmer explicó que en la Provincia de Buenos Aires se cumplieron 17 meses sin la actividad de boliches y que si bien por el momento no se determinaron las especificaciones de cómo se implementarán las nuevas medidas, se espera que mejore el rubro.

“Necesitamos el baile porque la gente no va mucho a la discoteca. Esta nueva medida puede ser un avance pero hay que ver qué hacen con las clandestinas. Nosotros podemos garantizar las medidas de seguridad pertinentes pero en una clandestina no tenemos medidas de seguridad ni aforo”, aseveró.

Se estima que además de las medidas de cuidado como el uso del tapabocas y el 50 por ciento de aforo, se pedirá el pase sanitario con la aplicación de las dos dosis contra el coronavirus para ingresar a la discoteca.

Con respecto al pedido certificado de vacunación, Palmer opinó que le “parece lógico”. “Yo pienso que deberían hacer pasar a las discotecas con las dos dosis. Seguimos en pandemia, esto no terminó porque bajaron los casos, ayer hubo 90 muertes”, contó el representante de la Cámara de Discotecas.

En este contexto, Palmer comentó que el pedido por un apoyo económico continúa presente ya que se estima que cerraron más de 300 discotecas desde que comenzó la pandemia. 

“Estamos totalmente devastados porque no tuvimos soluciones respecto a posibles créditos, pagos impositivos y servicio de energía. Trabajando como bar no recaudamos lo mismo”, agregó.