Los cumpleaños virtuales, la oferta de los salones de fiestas infantiles por la pandemia

28-06-2020 La Plata: Las casas de eventos infantiles modificaron sus servicios atravesados por la pandemia de coronavirus y al igual que los grupos de animaciones desplegaron nuevas maneras de celebrar los cumpleaños de niños y niñas apoyados en plataformas y aplicaciones, que van desde saludos de superhéroes a fiestas temáticas con invitados vía Zoom. Foto: Eva Cabrera

Las casas de eventos infantiles modificaron sus servicios atravesados por la pandemia de coronavirus y al igual que los grupos de animaciones desplegaron nuevas maneras de celebrar los cumpleaños de niños y niñas apoyados en plataformas y aplicaciones, que van desde saludos de superhéroes a fiestas temáticas con invitados vía Zoom.

El pelotero, la piñata, el papel picado, el juego de láser y luces, y hasta los personajes de cuentos, todo lo que englobaba un cumpleaños infantil forma parte de un mundo que hoy ya no existe.

El aislamiento dispuesto por el gobierno nacional el pasado 20 de marzo ante el avance de la pandemia frenó la tradición de los festejos y, si bien durante los primeros días muchos niños se privaron de la celebración, los emprendedores del rubro pusieron a trabajar la inventiva.

«A mi sobrino le fascina el Hombre Araña así que cuando vi que se podía encargar un saludo, no lo dudé, lo contraté y le mandé un video personalizado para su cumple de 3 años, con un entrenamiento arácnido. Quedó feliz», dijo a Télam María Victoria Britos que contrató a «Limoncitos Animaciones».

Virginia Laplana, clown y responsable de ese emprendimiento de animaciones infantiles, trabaja junto a Pablo Llera, su pareja y actor, en Tres de Febrero, provincia de Buenos Aires, pero el coronavirus los obligó a ampliar la actividad.

«A partir de que fue declarada la cuarentena obligatoria empezaron a suspender todos los cumples que teníamos reservados. Tuvimos que pensar ideas y de qué forma podíamos seguir. A la semana ya estábamos armando la primera publicación de cumples virtuales», relató Virginia a Télam.

Las propuestas abarcan saludos o videollamadas de princesas o superhéroes, cumpleaños virtuales a través de la plataforma Zoom, y algunos días de la semana realizan vivos en Instagram e historias en YouTube.

En esa línea, Anyi Larocca y Claudio Beltrán siguen adelante con «Teatro Mágico», un proyecto que inició en Castelar, en 2016. «Los servicios virtuales surgieron de la necesidad de adaptarse al aislamiento. El dicho dice que ‘la necesidad es la madre del ingenio’, y es verdad. Es una forma de seguir trabajando en los tiempos que corren», explicó Anyi.

En el balance encuentra algunos puntos positivos: «Llegamos a provincias y lugares a los que no llegábamos, e incluso hicimos trabajos para Chile y España», indicó.

El servicio más pedido es el de los saludos virtuales por lo simple, lindo y económico. Los favoritos son Elsa, Rapunzel, Spider-Man, aunque Anyi reconoce que también «piden mucho de Toy Story y clásicos como la Sirenita Ariel».

Es que un saludo virtual oscila entre los 500 y 700 pesos, mientras que la llamada de algún personaje trepa a los 1.200. En el caso del cumple temático por Zoom con juegos e invitados el costo va desde 3.500 por 40 minutos y puede llegar a los 5.500 si se duplica el tiempo del evento.

Pero no todos consideran a las opciones virtuales como una solución. «Eso de las fiestas con Zoom es medio raro», opinó Juan Beltrán, que decidió alquilar hace un año junto a su socio el salón de fiestas «Kuba» en la ciudad de La Plata, y desde que inició la cuarentena no tuvo más actividad.

«Logramos que la propietaria no nos cobre alquiler, a cambio le pagamos los impuestos. De todas formas se hace muy difícil, si no hubiera sido porque tenemos otros trabajos, hubiésemos cerrado», explicó.

Al igual que los animadores, los responsables de salones para eventos infantiles sufren la crisis y algunos buscan alternativas. «Tengo cerrado el salón desde el 16 de marzo», comentó a Télam Yamila Rea, de Espacio 66, ubicado en La Plata, quien a días de iniciado el aislamiento lanzó los «Kit Cumple Feliz».

El Kit básico que incluye torta, piñata y globos tiene un valor de 2.000 pesos, mientras que el de golosinas y mesa dulce cuesta 3.600. «Esto me ayuda a pagar los servicios y a recuperar algo de lo que invertimos en el verano en pintura y arreglos», relató Yamila quien difunde los servicios por redes sociales y apuesta al boca en boca.

Georgina Domínguez es la creadora de Club House eventos y antes del coronavirus, su local promediaba las 35 a 40 fiestas infantiles por mes. Igual que muchos salones, adaptó su servicio y hoy lleva a domicilio parte de la fiesta.

«Hacemos tortas-piñatas con golosinas y sorpresas. Y de a poco incorporamos como opción picadas y cajas dulces. Todo por delivery y con tienda online», indicó.

Como colectivo lograron mediante la Agrupación de Propietarios de Salones de Fiesta y Afines de la Ciudad de La Plata (Apsfa) del que forma parte, que se los exima del cobro del impuesto municipal, pero coinciden en que «no alcanza».

«La situación es complicada, si bien pudimos reinventarnos, creemos que va a costar mucho volver al festejo presencial», comentó Virginia quien igual que Georgina, asegura que saldrán adelante, mientras difunden las actividades que les compensan estos meses de pandemia.