Mi Club reabre como resto bar junto a El Bosque, Había Una Vez y La Colorada

Como una alternativa para esquivar la inactividad, boliches bailables de zona sur que poseen espacios al aire libre reabren este fin de semana para funcionar como resto bares en línea con la postura adoptada por los locales gastronómicos. El histórico Mi Club de Banfield y El Bosque de Quilmes se suman con sus patios internos a otros como Había una Vez de las Lomitas o La Colorada de Adrogué, que ya operan con mesas en veredas.

En medio de las negociaciones entre la Cámara Empresaria de Discotecas y Bares de la provincia de Buenos Aires (CEDIBBA) para diagramar la temporada de verano en la costa atlántica y la entrega de un protocolo para la apertura de los locales bailables de las diferentes ciudades balneareas en forma segura que entregaron hace pocos días las autoridades bonaerenses, en el Conurbano la preocupación del sector pasa por sobrevivir a la cuarentena.

Por eso, varias discotecas que cuentan con espacios al aire libre optaron por readecuarse para poder brindar algún servicio con ciertos cuidados sanitarios como los históricos Mi Club y El Bosque. El boliche de Banfield inició obras en las últimas semanas para su inminente apertura, mientras que el de Quilmes tiene todo listo para desde este jueves 29 volver a abrir sus puertas.

La propuesta busca poner a disposición las cartas de coctelería y platos de fácil elaboración para transformar transitoriamente los boliches en resto bares, ya que no se podrá bailar y la capacidad estará reducida a unas pocas mesas en sus patios internos donde todos deberán estar sentados y cumpliendo estrictas normas sanitarias.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Mi Club CEO RR.PP (OFICIAL) (@miclubceooficial) el

Ambas reaperturas estarán en línea con la de bares y restaurantes del Conurbano, que retomaron sus actividades hace varias semanas pese a continuar sin habilitación oficial de la provincia por permanecer los municipios del primer cordón en fase 3, y otros locales de similares características que ya volvieron con mesas en sus veredas como “Había una vez” en las Lomitas y “La Colorada” en Adrogué.

Sin embargo, la atención de clientes en espacios internos es un nuevo paso en la “apertura de facta” del sector gastronómico al ir detrás de las habilitaciones otorgadas por Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad Autónoma, donde es reciente el permiso para la utilización de patios y terrazas al aire libre y en los próximos días se podrá abrir los salones con ocupación máxima de hasta el 25 por ciento de su capacidad si su sistema de ventilación así lo permitiere.

La determinación de los empresarios del entretenimiento nocturno responde a una necesidad de apertura de los locales en forma segura expresada por CEDIBBA desde hace meses a las autoridades provinciales, un reclamo que nunca tuvo un visto bueno por parte de los funcionarios pese a que la entidad estima que desde el comienzo de la cuarentena cerraron unas 38 discotecas en la provincia de Buenos Aires y entre 23 y 25 en la Ciudad.

Cabe destacar que entre las propuestas de la Cámara expresadas en  un protocolo para la reapertura se incluye trabajar con capacidad reducida, utilización de arcos sanitizantes en las entradas, la desinfección con alfombras sanitizantes en los ingresos y las puertas de baños, dispensar en el salón alcohol en gel y solución al 70 por ciento, utilización de guantes y máscaras de protección para los empleados, identificar a cada persona que ingrese al local y controlar que tengan barbijo.

Sin embargo, en reiteradas ocasiones y desde CEDIBBA se expresó que así como el sector fue el primero en cerrar también será el último en abrir con la dinámica anterior a la pandemia y eso no será antes de que la vacuna comience a ser distribuida de forma masiva.