Lomas tuvo su primera marcha del Orgullo LGBTIQ+

Foto: Facebook

Por primera vez en el distrito se realizó la marcha del Orgullo LGBTIQ+ en Lomas de Zamora, para visibilizar la disidencia sexual, reclamar por la igualdad de derechos y el cupo laboral travesti trans, entre otros reclamos. La manifestación inició en Hipólito Irigoyen y Mitre, donde cientos de personas del colectivo marcharon hacia la Plaza Grigera.

De la misma participaron agrupaciones como la Asociación de Trans y Travestis de Argentina (ATTA) y la Federación Argentina LGBT (FALGBT), organizaciones como SOMOS Diversidad, Las Fulanas, Varela Diversa, Frente por la Igualdad del Movimiento Evita, La Cámpora, Frente de Diversidades de PJ, Mala Junta y Libre Diversidad, entre otras.

También estuvieron presentes funcionarios como el Jefe de Gabinete municipal, Guillermo Viñuales, el secretario de Salud local, Mariano Ortega; la diputada nacional electa Daniela Vilar, los concejales Ana Tranfo, María Elena Velázquez, Graciela Chávez, Laura Berardo y Miguel Font y las ediles electas Marina Lesci y Eva Limone, entre otros.

Durante el acto central en la Plaza Grigera  la Directora del área de Diversidad Sexual del Municipio, Silvana Sosa, agradeció el respaldo del gobierno de Lomas de Zamora, ya que días atrás  la propuesta fue declarada como de “Interés Municipal” por el Concejo Deliberante.

Asimismo, también reconoció como avance a la posibilidad de contar con un consultorio médico inclusivo pero comprometió a la cartera de Salud municipal a continuar con las tareas en la materia también en el hospital municipal de Llavallol.

Es que muchos de los reclamos están muy relacionados con el sector, ya que, entre otras cosas, desde Diversidad Sexual denuncian el faltante de hormonas en los centros de salud y medicamentos para el tratamiento de VIH, generado por un recorte de suministros provincial.

“Vamos a buscar cirujanos plásticos para que las compañeras trans se puedan hacer mamoplastías”, anunció en esa línea, en tanto que cargó contra la Iglesia.

“Para hacer políticas públicas teníamos que relacionarnos con el Estado, pero no coincidía con algunas cosas como que no se separe a la Iglesia del Estado. Tenemos que vivir en un Estado Laico”, enfatizó.

Además de los reclamos también hubo momentos de festejos en cuanto a “batallas ganadas” como el cupo laboral trans, materia en la que Lomas de Zamora se destaca como pionera.