Lomas: Tensión en Santa Catalina ante un intento de desalojo

Vecinos del barrio Padre Mujica en Santa Catalina, Lomas de Zamora, se toparon el pasado lunes con un principio de desalojo por parte del Municipio. Después de momentos de tensión y resistencia de los residentes, ambas partes coordinaron un encuentro para el pasado miércoles que, si bien resultó infructuoso, significó el inicio de una serie de negociaciones que continuarán en las próximas semanas.

El episodio se dio en las inmediaciones del comedor Los Chicos de la Vía, una institución que es punto nodal y de referencia en un sitio donde las carencias en infraestructura urbana abundan y las tomas de terrenos ubicados entre la vera de las vías del ramal Temperley-Haedo del ferrocarril Belgrano y uno de los brazos del arroyo Santa Catalina son distintivas de su historia.

Laura Vidal, referente de este merendero, aseguró a DiarioConurbano.com que a las aproximadamente 150 familias “se les plantea como única alternativa el desalojo sin tener en cuenta la crisis habitacional que existe desde hace una década”.

En ese sentido relató que desde el municipio “se presentaron con intención de desalojo pero de una manera muy irregular, sin orden o juzgado interviniente” dirigidos a un grupo de habitantes a los que “solo les dicen que están en un lugar donde no pueden estar”.

“Nos dijeron que había una obra de Acumar que tiene que pasar por ahí, pero en concreto no hay ninguna solución para los vecinos”, sostuvo Vidal.

La referente del comedor aseguró en tanto que antes del episodio funcionarios municipales acompañados con la policía “ya habían comenzado un relevamiento en el barrio para, según lo que dijeron, ‘conocer cómo estaban compuestas las familias’” pero “en ningún momento hubo respuesta a los pedidos de intervención presentados en los últimos años” por el grupo que conforma Chicos de la Vía.

“Desoyeron todos los pedidos que se hicieron en su momento y ahora se presentaron intimidando, asustando e intimidando a los vecinos que tuvieron que pasar la noche haciendo guardia por temor a un desalojo”, criticó.

Tras ese episodio, el pasado miércoles, cuando se reunieron en una mesa de diálogo con los secretarios municipales de Desarrollo Social, Hábitat e Integración Comunitaria, Seguridad y Obras y Servicios Públicos, y el Secretario de Gobierno, Martín Choren; “solo se definió que habrá una nueva reunión el próximo miércoles 7 y los siguientes miércoles, por ahora ninguna alternativa” señaló Vidal.

“Tenemos la necesidad de conocer el barrio, las familias y su contexto, para con esa información plantear alternativas desde el Estado municipal que no sean el desalojo, porque hablan de reubicación pero ni tienen idea de dónde y hablan de hacerlo en etapas, la primera de 75 casillas”, expresó la referente que además pidió la realización de “un trabajo integral” en el barrio.

Consultada por las características del asentamiento, Vidal describió que se trata de un barrio donde “hay gente que habita hace 15 años allí, tienen una vida desarrollada, se identifican con el barrio, tienen amigos, los chicos asisten al colegio, al club del barrio y no se tiene en cuenta todo eso”, expresó la además trabajadora social.

Desde el Municipio explicaron que el terreno donde se encuentran los vecinos en Santa Catalina “es de jurisdicción federal, pertenece al Ferrocarril”.

En tanto, plantearon que el asentamiento es peligroso para las propias familias. “Están instalados sobre el terraplén, que se va a debilitar y va a terminar provocando el vuelco del tren en ese lugar. Es muy grave”.

En tanto, las fuentes municipales señalaron que el asentamiento impide, además, el trabajo de máquinas para limpiar el arroyo Mugica. Esto provocaría que los vecinos que están en el lugar terminen inundados.

“El asentamiento es muy peligroso para los propios vecinos que están ahí”, resaltaron desde el Municipio de Lomas.