Lomas: Los clubes de barrio reactivaron las actividades con ayuda del Municipio

La pandemia del COVID-19 frenó gran parte de las actividades y quienes también tuvieron que cerrar sus puertas fueron los clubes de barrio. Con la paulatina disminución de los casos y con los protocolos establecidos empezaron a reactivarse las diferentes disciplinas y abrirse las puertas para los y las vecinas de Lomas de Zamora.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Emiliano Piaggio, uno de los miembros de la Unión Nacional de Clubes de Barrio, destacó la adaptación de las instituciones a esta “nueva normalidad”, como así también la presencia del municipio de Lomas de Zamora durante la pandemia y a la denuncia realizada por la UNCB a Edesur.

Piaggio es dirigente del Club Olimpia de Lomas y describió que allí se retomaron las actividades en diciembre, pero se pararon cuando llegó la segunda ola de coronavirus en marzo. No tuvieron contagios dentro del club, a lo cual, subrayó que “evidentemente el aire libre colabora mucho con el no contagio, y ante cualquier caso sospechoso que siempre fue externo, se aislaban las burbujas”.

En ese sentido, señaló que “se logró entender que la responsabilidad era personal y también tenía que ver con la cantidad de gente que venía; el hecho de reducir las capacidades, armar burbujas, con menos horario”.

En relación a la recaudación, el miembro de UNCB de Lomas comentó que “recién en julio se pudo cobrar una cuota social después de un año y medio sin actividades” y añadió que “hay muchos casos en los que no pueden pagar la cuota, pero no van a dejar de entrenar o jugar por no poder pagar”.

A lo largo de la pandemia se buscaron alternativas para mantener el entrenamiento, por ejemplo, vía plataformas como Zoom que “tuvieron su momento de auge y después se desinfló porque tanto los chicos como los grandes se aburrían”, explicó Piaggio.

“Lo cierto es que en ese escenario se perdió contacto con algunos chicos, pero se trató de estar más encima de la parte social que en lo deportivo” detalló el director técnico de fútbol femenino infantil y recalcó el rol fundamental del club de barrio: “Pasó en algunas familias de que alguien se quedara sin trabajo y trabajamos como nexo con el municipio para acercar bolsas de alimentos”.

El integrante de la Unión valoró el desempeño de la presidente del espacio Marina Lesci porque “como referente, es una tranquilidad y una garantía para los clubes de Lomas” y afirmó que “es una decisión política clara del intendente (Martín Insaurralde) de que los clubes son un actor preponderante en la sociedad”.

Se acopla en esa sintonía la voz del secretario de la UNCB de Lomas Daniel Rodríguez, que hizo hincapié en el rol social de las instituciones barriales: “Tratamos de que los chicos no estén en la calle porque en la calle no aprenden nada” y destacó que la Sociedad de Fomento de Lomas -en donde también es secretario- “es uno de los pocos clubes que tienen juveniles y a quienes se les ofrecen charlas obligatorias de drogadicción, sexualidad y violencia”.

A su vez, los incentivan a que cursen o terminen los estudios secundarios, brindando apoyo escolar en la mayoría de las materias.

Los clubes de barrio se sintieron respaldados en todo momento por el Municipio y Piaggio manifestó la importancia de la presencia del municipio de Lomas en este contexto: “Para nosotros, es un alivio porque nos ayudó en el peor momento de nuestras vidas, que nunca nos imaginamos que iba a pasar y que no sabíamos cómo reaccionar”.

Desde ofrecer una bolsa de alimentos, a brindar subsidios e invertir en obras en los diferentes clubes. En el caso de Olimpia, se techó el fondo y hubo refacciones en las canchas. En la Sociedad de Fomento, Rodríguez agregó que “hicieron la cancha nueva, pintaron las paredes y los escudos”, destacando la gestión de Insaurralde en conjunto con Lesci.

Reclamo de tarifas

Desde la UNCB, se presentó un reclamo ante el Ente Nacional Regulador de Electricidad (ENRE) y también ante el Estado porque las empresas Edesur y Edenor -al igual que los servicios de agua y gas- quieren facturarle a los clubes todo el año pasado. “Los clubes cerramos el 10 de marzo y volvimos en diciembre, nos quieren cobrar un monton que no sabemos de dónde sacaron”, protestó Piaggio y continuó “hay una ley impulsada por el diputado Federico Otermín que contempla nuestra situación y falta poco para que se aplique, pero por ahora Edesur sigue intimando sobre la deuda”.

El dirigente expresó que, por ejemplo, en el Club Olimpia quisieron pagar diciembre y enero pero la respuesta de Edesur fue “no, o pagan toda la deuda o no se ingresa el pago”. La amenaza de cortar el servicio “es constante” y por miedo a que haya más cortes, algunos clubes decidieron empezar un plan de pago. La carta que presentó Lesci acompañada del resto de los miembros de la Unión aplacó las intimidaciones por un tiempo “pero la deuda sigue apareciendo”.

“Cuando se aplique en totalidad la ley, los clubes van a quedar eximidos de esa deuda. Por lo pronto, estamos a la espera de esa resolución. Por suerte la UNCB está para defender a los clubes y lo está haciendo constantemente con escraches y denuncias que representan la situación que se vive”, finalizó esperanzado Piaggio.

Por Agustina Sturla