Lomas: La madre de Anahí Benítez prefiere que no restauren el paseo dedicado a la joven

La madre de Anahí Benítez, la adolescente secuestrada y asesinada en 2017 en la Reserva Santa Catalina de Lomas de Zamora, aseguró que prefiere dejar “vacío” el lugar donde estaba el banco rojo con la placa en homenaje a la joven, en la Plaza Grigera. El Municipio removió el banco de manera momentánea para su restauración. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Silvia Perez Vilor, madre de la joven, aseguró: “La verdad ni quiero que lo restauren porque representa lo que le pasó a mi hija, representa el vacío de justicia, de solidaridad, de presencia”. 

La mujer publicó en su Facebook que quedó “vacío” el paseo inaugurado en Plaza Grigera en 2019, poco tiempo antes de que comience el juicio por la joven.

El espacio había sido un proyecto elaborado por el Concejo Deliberante de Lomas de Zamora con el fin de conmemorar a Anahí. Como con otras víctimas de femicidios, se concretó la colocación de un banco rojo y una placa para honrar la memoria de la joven y de todas las víctimas de femicidios. 

Sin embargo, el banco y la placa fueron llevados a restaurar y la madre de la víctima reconoció el impacto que le produjo. “Fui a ver cómo estaba el banco y la placa pero no estaban. Ya no quiero que restauren nada porque la situación actual de la causa y la realidad de mi hija se reflejan con el vacío, está bien representada”, aseveró la madre de la joven de 16 años. 

En su red social, Perez Vilor manifestó: “Así queda en la memoria el sufrimiento de mi hija y el mío. Un lugar vacío. Vacío de memoria. Vacío de justicia”. 

Luego de enterarse de la falta del banco y la placa, la madre de Anahí averiguó y le transmitieron que, además de la restauración, harán un pilar para colocar nuevamente la placa con el nombre de la joven. En su momento, cuando fue inaugurado el paseo en la Plaza Grigera, Perez Vilor comentó que esperaba que fuera un “monumento para no olvidar lo que pasó con Anahí”.

En este marco, también espera que se ejecute el proyecto, ya aprobado por el Concejo Deliberante, para que haya dos canes de rastro por fiscalía o municipio. 

Por el femicidio de la joven, perpetrado en agosto del 2017, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora condenó a prisión perpetua a Marcos Bazán, quien negó en todo momento ser responsable del hecho. 

La familia todavía espera que sea juzgado Marcelo Villalba, cuyo ADN fue hallado en el cuerpo de la víctima, pero fue declarado “psicótico”, condición que lo habilitó a no atravesar el debate oral.