Lomas: Inspectoras de Educación pidieron fondos para tener edificios escolares seguros

Inspectoras de Educación, en actividad y jubiladas, de Lomas de Zamora emitieron un comunicado en el que cuestionaron duramente al Gobierno provincial por la explosión en una escuela de Moreno que terminó con las vidas de una docente y un auxiliar. “Resulta imprescindible que se destinen para la escuela pública las partidas presupuestarias que permitan que la tarea educativa se realice en edificios que garanticen la seguridad de nuestros niños y adolescentes”, plantearon.

Difundida por redes sociales, la comunicación lleva la firma de cerca de 20 inspectoras e inspectores en actividad y jubilados, de Lomas de Zamora.

“La ausencia del Estado nos arrebató a dos compañeros en la tarea de hacer cada día la escuela pública: Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, vicedirectora y auxiliar de la EP N° 49 del Distrito de Moreno. El jueves 2 de agosto de 2018, a las 7.30 de la mañana, la cotidianeidad de la escuela pública explotó literalmente en la EP 49 de Moreno.
Que esta ausencia del Estado, expresado en la desidia, lesiona a la escuela pública, a sus docentes, a sus no docentes, a sus organizaciones gremiales, a sus alumn@s, a sus familias y también a las condiciones pedagógicas y no pedagógicas en las que se desarrolla el día a día del hecho educativo”, plantearon.

En tanto, denunciaron que “ante la gravedad de lo sucedido no se han puesto en marcha acciones reparatorias por parte del Estado provincial y/o nacional, acentuando aún más el dolor la falta de cuidado en el abordaje mediático de la situación”.

“Nuestra compañera Sandra Calamano elevó una nota el 4 de mayo en la que reiteraba la situación de riesgo existente en el sector cocina e informaba que, hasta que no se lo solucione, no se podía garantizar el comedor. La EP 49 de Moreno está en un barrio empobrecido y vulnerado, donde el funcionamiento del comedor resultaba fundamental para que los alumnos recibieran allí al menos la ingesta de una comida. Lamentablemente el reclamo no fue escuchado”, plantearon las inspectoras en un duro documento.