Lomas: El ENAM marchó al Consejo Escolar para exigir mejoras edilicias urgentes

Estudiantes, madres, padres y docentes marcharon por las calles lomenses hacia la Jefatura Distrital local y al Consejo Escolar para exigir que Provincia repare las aulas en el ENAM que desde hace tres años necesitan ser reparadas ya que existe peligro de que se derrumbe el techo como así también no cuentan con el mobiliario necesario para la la cantidad de alumnos que concurren al histórico establecimiento de Lomas.

En el Consejo Escolar no fueron recibidos y los padres y madres están juntando firmas para presentar en La Plata.  

En diálogo con DiarioConurbano.com, la delegada de Suteba en el ENAM, Verónica Reynoso, indicó que “se viene reclamando algo que es antiguo, que ya se pidió años anteriores y que con el paso de los años, los problemas edilicios se fueron agravando mucho más” y detalló que “no hay una arreglo integral, hay tres aulas con un daño muy grande en el techo, se filtra agua cuando llueve lo cual generó inundaciones”.

Esta situación se mantiene desde el 2016 y desde Provincia no hubo una respuesta efectiva a los reclamos de la comunidad educativa.

“Las familias de los estudiantes decidieron hacer un petitorio para juntar firmas. La escuela está sufriendo un deterioro importante, ventanas sin vidrio, puertas rotas, no hay mobiliario, no hay bancos. Es alarmante la situación”, aseveró la docente.

La movilización que se dirigió al Consejo Escolar ya que “es el interlocutor”, a lo cual, Reynoso advirtió: “Sabemos que la magnitud del arreglo que se debe hacer no lo puede solucionar el Consejo como es el cambio de techo, pero queríamos que le den una respuesta fehaciente a los padres de cuales son las acciones a seguir porque hay chicos que están teniendo clases de manera discontinua porque no tenemos aulas”.

En ese sentido, Reynoso contó que “el 3 de mayo se acercó personal de Provincia y realizó una inspección y dijo que el lugar estaba en condiciones para ser habitable y que se podían dar clases normalmente” y en la última tormenta se inundaron tres aulas.

“Esa persona dijo que no había riesgo de derrumbe y la semana pasada se cayó un pedazo de techo en un aula y por suerte no había alumnos”, agregó.

Y sentenció: “Hace dos años que estamos así, no es algo que no se sabe. Pasaron tres años y no hubo respuesta y la rajadura que había en el 2016 ahora es un agujero”.