Lomas: Crece la demanda en los comedores populares y temen escasez de alimentos

El referente de la ONG “Che Pibe”, Sergio Val, afirmó que “el que tira de un carrito para morfar todos los días está bastante mal”, en referencia a la situación de los cartoneros en Fiorito, donde la organización tiene comedores populares.

La alimentación en los barrios más pobres del Conurbano es una de las preocupaciones de los Gobierno nacional, provincial y municipal, en el marco del aislamiento social por la pandemia del coronavirus.

“Hacemos las viandas para que los chicos las vengan a buscar y todos los días se incrementa el número de gente que viene”, contó Val, en diálogo con DiarioConurbano.com.

Con respecto “Che Pibe” y su labor, detalló que “este lunes y martes no se da alimento, pero es seguro que el miércoles no van a dar los recursos, no se da abasto”.

Val relató que “hay convenios con el Gobierno de la provincia y se aumentó un poquito, pero ni por asomo se actualizaron los números acorde de la inflación”.

En el marco de la emergencia sanitaria, analizó que “la pandemia es una posibilidad de reflexionar, que se pueda crear un yo colectivo, porque los cambios sociales los hacen los pueblos, no los Gobiernos”.

 

Edgardo Núñez