Lomas: Crean grupo vecinal para evitar fiestas multitudinarias en una plaza

imagen enviada por los vecinos

Vecinos de Villa Centenario, partido de Lomas de Zamora, que denunciaron una multitudinaria fiesta en la plaza Eva Perón, donde se incluye consumo de alcohol, música a todo volumen, gritos y peleas, organizaron un grupo de aproximadamente 500 personas para ponerle un freno a las reuniones a las que calificaron como “descontroladas”. 

Según manifestaron los vecinos a DiarioConurbano.com, luego de que se produjera un encuentro que concentró a más de 1000 personas, aparentemente bajo los efectos del alcohol y de estupefacientes que terminó en un total descontrol, la Secretaría de seguridad lomense se acercó hasta el barrio y montó un operativo con más de 30 efectivos policiales y oficiales de tránsito, y que se replicó al siguiente fin de semana. 

Si bien están satisfechos de que se haya frenado el aglomerado, advirtieron que “la actividad policial también va mermando”. “Después de 15 días si esto sigue así para enero otra vez tenemos otra fiesta multitudinaria”, vislumbraron. 

Por este motivo, los vecinos de los tres barrios que rodean el predio, (Facundo Quiroga, Provincias Unidas y General Paz), se agruparon a través de “Whatsapp” a fin de “estar atentos” ante la llegada de grandes cantidades de jóvenes a la plaza. “Cuando se ve 45 autos, con 20 o 30 chicos con la música fuerte ya empezamos a llamar de entre 10 y 15 vecinos, en el momento, y así la policía viene porque antes lo que pasaba es que se llamaba de a uno o dos y la policía no venía, y si venía no hacía nada”, explicaron. 

En este sentido, consideraron que los jóvenes eligen ese lugar para realizar sus “festejos” porque es amplio, toda una manzana, y porque al ser un barrio de la periferia de Lomas “no hay control”. “La policía debe entender que el hecho de que la música esté fuerte y el vecino no pueda dormir es el menor de los males, y como la policía no responde se sienten con vía libre para hacer lo que quieran”, analizaron. 

La agrupación de vecinos aclaró que, en sí, la molestia no pasa por la reunión de personas, sino por los hechos que acarrea. Según enumeraron, los presentes consumen alcohol, drogas, corren picadas y pelean entre sí. “No murió nadie de milagro. Podrían sufrir un coma alcohólico, porque están muchas horas, o por las peleas a botellazos y facazos que se producen”, alertaron. 

Desde el conjunto, además, recolectaron aproximadamente 2000 firmas para solicitar al gobierno municipal la colocación de una alarma vecinal en la Avenida Virgen de Itatí, que está a dos cuadras del predio, como también la colocación de una garita en el parque a fin de que haya un control permanente. 

Según informaron los vecinos, desde la Secretaría de seguridad lomense, donde presentaron los petitorios, les dijeron que “la colocación de la garita era muy poco probable porque no resulta efectiva, ya que el personal policial que se encuentra afectado a ella no puede dejar el puesto” por lo que consideraron que “lo mejor es la patrulla con recorrido móvil”. 

Al respecto, subrayaron que, de no ponerse un punto final a la situación, cortarán la arteria de Camino negro e Itatí. “El modo de protesta sería manifestarse desde la plaza del polideportivo, que está a 400 metros, hasta la Avenida Virgen de Itatí y Camino negro, para realizar un corte aproximado de dos horas”, anticiparon.