Lomas: A tres años de la muerte de Gabriela Ciuffarella, marcharon para reclamar justicia

A tres años del fallecimiento de Gabriela Ciuffarella, sus familiares y amigos marcharon para renovar el pedido de justicia por la docente lomense que murió luego de que el Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA) le negara su medicación oncológica. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Mónica, hermana de la mujer, aseguró: “Cada vez está peor IOMA, las muertes como la de Gabriela continúan y por eso seguimos reclamando justicia por el asesinato de Gaby pero también por los casos que siguen sin recibir medicación o ser atendidos a tiempo”. 

La marcha comenzó a las 11.30 en Plaza Grigera y continuó hasta la sede de IOMA. La familia destacó que la Comisión de IOMA abandonó a Gabriela cuando sabía que necesitaba esos medicamentos y exigió la renuncia de Homero Giles, Presidente de IOMA. 

“Las muertes en el IOMA continúan igual que en la gestión de Vidal, se está muriendo gente y también reclamamos las vacunas. Con la pandemia se visibilizó más el abandono de los hospitales públicos”, afirmó. 

Los protestantes leyeron un documento para recordar a diez personas que fallecieron por falta de atención de IOMA, exigieron que mejoren los tiempos de las autorizaciones y que se entreguen de inmediato las drogas para los enfermos oncológicos. 

En este sentido, Mónica explicó que “IOMA está peor y es la suma de décadas”. “No cumplen con la entrega de medicamentos, hay orden de intenciones que no se cumplen a tiempo y pedimos comisiones para poder controlar los aportes para que no se use la caja del IOMA”, aseveró la hermana de Gabriela. 

Ciuffarella era docente de dos colegios de Lomas de Zamora y en diciembre de 2017 había solicitado a la obra social la dosis de un costoso medicamento para tratar el cáncer de médula ósea que le habían descubierto. En un principio, la  entidad había rechazado el pedido hasta que decidió entregar la medicación tras la difusión del caso y numerosas protestas. Sin embargo, ya era tarde porque la enfermedad había avanzado y Gabriela falleció tres días después.