Liberados de “El grito sagrado” contaron sus experiencias productivas en la UNLa

Se trata de una organización de detenidos, que luego del contexto de encierro, conformaron una cooperativa que fabrican mates, bombillas y accesorios de bazar. Fue el marco del inicio del ciclo “Tribuna Popular: la UNLa aprende”, que contó con la presencia estudiantes, docentes, investigadores y comunidad en general.

 

La Secretaría de Cooperación y Servicio Público de la Universidad Nacional de Lanús, con la participación de la Licenciatura en Seguridad Ciudadana, el Centro de Derechos Humanos, la Secretaría de Ciencia y Técnica y el Consejo Social Comunitario, iniciaron el ciclo “Tribuna Popular: la UNLa aprende”. El evento tuvo lugar en la Sala Cátulo del Edificio José Hernández de la casa de altos estudios. En este primer encuentro, distintos referentes de la organización de los liberados en primera persona “El grito sagrado” contaron a estudiantes, docentes, investigadores y comunidad en general experiencias productivas y comunitarias luego del contexto de encierro.

Uno de los panelistas, también integrante de “El grito sagrado”, expresó: “Nos parece bárbaro que se generen este tipo de espacios. Nosotros venimos a plantear el otro lado del detenido después de la liberación, y que es el tema de la inclusión y de las oportunidades iguales para todos. Representamos a un grupo de trabajadores que estuvo en la cárcel y que hoy somos autogestionados; y que ninguno ha regresado a la cárcel. Aquí las estadísticas son de 0 % de reincidencia, lo cual nos anima a seguir esta lucha”.

En el caso de esta cooperativa, fabrican mates, bombillas y accesorios de bazar, e intentan incorporar más elementos. Empezaron como un pequeño emprendimiento y hoy se ha incorporado un ingeniero, un contador y trabajadores en planta que no han estado en la cárcel, pero la mayoría con una problemática social de extrema pobreza.

La secretaria de Cooperación y Servicio Público, Georgina Hernández, nos dijo: “Se trata de personas o grupos que han abordado con éxito diferentes temáticas sociales, económicas y de otros tipos, y nos cuentan cómo lo han hecho, lo cual supone un aprendizaje, porque ellos están en el territorio, en contacto con la realidad, con los recursos que tienen o que nó tienen, y cómo han sido capaces de desarrollar estrategias exitosas y resuelto problemas. En este caso en particular se trata de personas que han resuelto sus problemáticas post contexto de encierro de manera cooperativa y han generado oportunidades de desarrollo personal para sí mismos y para sus compañeros”.

Este es el primero de una serie de encuentros que la Universidad Nacional de Lanús se propone concretar a través de la Secretaría de Cooperación, que oficia de nexo. Se ha pensado en Violencia de Género y los punteros políticos en el conurbano, con actores que pueden enseñar mucho sobre ello; además de otros temas que irán surgiendo a lo largo del año. Dependiendo del tema, se convocará a distintas carreras de la universidad, generar un ida y vuelta con la comunidad, en el entendimiento de que no sólo la universidad es productora y transmisora de conocimiento, sino que hay muchas cosas que en la comunidad se encaran y que todos podemos aprender.