Las vinotecas de Lomas incrementaron sus ventas con el aislamiento preventivo

Con el comienzo de la pandemia y el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) las vinotecas vieron un incremento en las ventas acompañado por el aumento del consumo de alcohol. Al mismo tiempo, hay mayor participación en los cursos de catas y conocimientos sobre el vino. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Federico, dueño de Brugger vinoteca, ubicada en Lomas de Zamora, afirmó: “Por suerte nuestro rubro fue favorecido por la pandemia. La gente al estar encerrada y no poder salir decidió tomar dentro de la casa y darse los gustos que antes se daba en un restaurant o bar”.

El Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) publicó los datos relevados sobre el consumo del vino nacional durante abril y se registró un aumento del 1,1%, con respecto al mismo periodo en 2019. 

En paralelo al cierre de la atención al público de bares y restaurantes, se ampliaron las compras en las vinotecas locales que se adaptaron a nuevas alternativas de venta como el uso de envíos. 

En este sentido, Federico opinó que “fue una situación compleja” las primeras dos semanas del ASPO. “Ahora no nos podemos quejar. Le pusimos mucha pila a las redes sociales e hicimos muchísimo delivery”, especificó el dueño de Brugger. 

El emprendimiento Brugger vinoteca comenzó hace ocho años y según lo relatado, los últimos dos años vio un descenso en el consumo que se contrastó con el de años anteriores. Con el comienzo de la pandemia tuvieron que llegar a un acuerdo con los dueños para rebajar el alquiler del local y hacer frente a la situación económica.

“Nos vino bien que la gente se anime a probar vinos nuevos, lo he charlado con proveedores de vinos y menos mal que nuestro rubro vio un mayor consumo. La gente la está pasando mal pero el que pudo y mantuvo un sueldo se da los gustos en su casa”, explicó Federico.

A su vez, muchas personas optaron por formarse en cursos de iniciación y formación en catas de vino. En esta línea, Federico coincidió en que hay un gran interés por adquirir conocimientos sobre el ámbito. 

“No soy muy partidario de la relación vía pantalla pero creció un montón la degustación virtual, creció el consumo y el que tiene un tiempo se anota en cursos, tiene ganas de aprender porque está en la casa”, afirmó.